Cuatro “mosqueteros” por el título en Mundial de boxeo




Cuatro púgiles cubanos subirán al ring mañana en busca de agenciarse el título de monarca universal, en la jornada conclusiva del Campeonato Mundial de boxeo, acogido por la ciudad de Almaty, Kazajastán.

Uno de los finalistas antillanos será el santiaguero Arisnoidys Despaigne (69 kilogramos), debutante en estas lides y convertido en la revelación de la armada cubana. El indómito “despachó” en semifinales a un archiconocido, el venezolano Gabriel Mestre, al cual derrotó con una clase magistral de boxeo.
Por la discusión del oro lo esperará el kazajo Adilbek Niyazymbetov.
A primera hora del cartel semifinal el espirituano Yosvani Veytía (49 kilogramos) cayó ante el local Birzhan Zhakypov, desquitándose este último de lo sucedido en la cita de Bakú ’11, donde el cubanito lo derrotó.
Por su parte, Yasnier Toledo (64kg) disertó sobre el experimentado mongol Munkh-Erdene Uranchimeg para merecer votación de 3-0 y alimentar sus esperanzas de mejorar la plata conseguida hace dos años en la división inferior.
Coordinado, preciso en su golpeo y bien a la defensa, el número uno del ranking mundial, igualmente tercero olímpico, desconcertó a un experimentado rival que también fue medallista de bronce en Londres y en la cita orbital de Milán ‘09.
Por la faja, Toledo se las verá con el anfitrión Merey Akshalov, triunfador 2-1 sobre el brasileño Everton López, monarca de la edición precedente.
El actual campeón mundial Lázaro Álvarez (60kg), no dejó dudas en su combate semifinal y derrotó ampliamente al kazajo Berik Abdrakhmanov. El pinareño tendrá la posibilidad de sumar otro cetro universal al conseguido en la pasada edición en los 56kg, si derrota al brasileño Robson Conceicao.
El otro púgil criollo que exhibe faja mundial, el camagüeyano Julio César La Cruz (81kg), también tendrá la oportunidad de sumar su segunda corona de manera consecutiva en dicha división, y de esa forma redimirse del “fracaso” de la pasada olimpiada en Londres.
Para ello tendrá que derrotar en la final al kazajo Adilbek Niyazymbetov.
Por países todo parece indicar que los locales se llevarán el título, pues son los de mayor representación en el cartel final con seis boxeadores, seguido por Cuba con cuatro. La única aspiración cubana de acceder a la cúspide, es que los nuestros ganen todos sus combates. Esperemos.

Lo Más Pegao'