Se esperaba más


Arisnoidy (izquierda) volvió a caer en la Final ante Roniel Iglesias. Foto:Ariel Cecilio Lemus


Muy poca fortuna les trajo a los pugilistas santiagueros la tierra del Yayabo. Allá, en la sala Yara de la ciudad de Sancti Spíritus, se desarrolló la 56 edición del Torneo Boxístico Playa Girón y los indómitos no pudieron ni acercarse a su actuación de hace un año.

En el 2016, como anfitriones, los “rojinegros” anclaron cuartos por provincia, con una presea dorada, tres de plata e igual cantidad de bronce. Recuerdo que los santiagueros fueron los que más representantes lograron “colar” en el cartel final, con cuatro. Y si no quedaron más arriba en el podio general, fue porque los árbitros se mostraron bastante quisquillosos en más de un combate (recuerden el polémico 3-2 de Roniel Iglesias sobre Arisnoidy Despaigne).
Ese despertar del boxeo montañés, unido al tercer lugar histórico en la IV Serie Nacional, dieron riendas sueltas a soñar con que “Santiago” pudiera pelear un puesto en el podio de premiaciones por equipo en esta versión del “Playa Girón”. Pero ni cerca quedó esa opción.
La tropa de la “tierra caliente” comenzó a perder efectivos a cuenta gotas y solo pudo celebrar cuatro bronceadas (Alibel Pol, en los 49 kilogramos; Frank Zaldívar, en 56kg; Antonio Biset, de los 69kg; y el superpesado José Ángel “La Pantera” Larduet) y un subtítulo, del propio Despaigne, quien cedió nuevamente en la Final de los pesos welter ante Iglesias, que de paso archivó su décimo título en estas lides.
En comparación con el 2016, únicamente Arisnoidy repitió el color de su medalla; pues Larduet “cambió” el oro por el bronce, Pol el subtítulo por el tercer lugar, lo mismo que Zaldívar; aunque aquella vez fue en los 52 “kilos”, y Biset se mantuvo en el mismo escalón.
Los otros dos santiagueros que ganaron premios en la pasada versión, José M. Vera (60kg) y Jorge L. Garbey (81kg), no estuvieron en esta.
En defensa de los indómitos hay que resaltar el alto nivel competitivo que hubo en el torneo, a tal extremo que el campeón mundial de los 49kg, Joahnys Argilagos, de Camagüey, no pudo frenar el empuje de su coterráneo, Damián Arce, y cayó 3-2 por la corona.
De todas formas, creo que aún se puede hacer más en la escuela boxística de la Ciudad Héroe para no perder el terreno ganado en las últimas temporadas. Un detalle importante es que varias figuras noveles han dado el paso al frente, así que el material humano para asaltar los lugares de élite, existe.
También quedó en evidencia que no estamos en posición aún de pelearles de tú a tú a provincias como Camagüey, líder indiscutible del certamen con 48 puntos, ni a otras que gozan igualmente de tener varias figuras en la preselección nacional, como son los casos de Guantánamo (38) y Pinar del Río (35), escoltas de los agramontinos en el podio por equipo.
Lo importante será mantener el trabajo hecho hasta ahora y potenciar a nuestras principales figuras para que sean tenidas en cuenta para los centros nacionales. Es cierto, el Playa Girón 2017 fue un paso atrás, pero no uno definitivo. 
A continuación, la relación de los campeones del 56 Torneo Boxístico Playa Girón: 49kg: Damián Arce (Camagüey), 52kg: Yosbany Veitía (Sancti Spíritus), 56kg: Robeisy Ramírez (Cienfuegos), 60kg: Lázaro Álvarez (Pinar del Río), 64kg: Andy Cruz (Matanzas), 69kg: Roniel Iglesias (Pinar del Río), 75kg: Arlen López (Guantánamo), 81kg: Osvary Morell (Villa Clara), 91kg: Julio César La Cruz (Camagüey) y +91kg: Erislandy Savón (Guantánamo).

Lo Más Pegao'