Un futbolista desde la cuna


Para Diego jugar al fútbol es su mayor pasión


Diego Elías Catasús Lazcano tiene 10 años y sueña con jugar al fútbol en las mejores ligas del mundo. Nada lo hace más feliz que tener un balón en los pies y anotar goles, preferiblemente de tiros libres, y si estos ayudan a que su equipo gane, mejor.

A los seis años comenzó su idilio con el más universal de los deportes, motivado especialmente por la pasión balompédica que se respira en su hogar, inculcada por su padre Ramón Elías Catasús.
Hace unos días hizo el gol que le dio la victoria a su elenco en la Copa Ladislao Kubala -organizada por la peña barcelonista del mismo nombre de Santiago de Cuba- ante su similar del municipio holguinero de Banes.
Aún con ese recuerdo en su mente, el pequeño genio confesó que “fue un momento emocionante para mí. Cada vez que salgo a la cancha en los primeros minutos me siento algo nervioso, porque siempre quiero hacerlo bien. Pero a medida que avanza el partido cojo mayor confianza y así pude ayudar a mi equipo, que es lo que más me importa.
“El fútbol es mi deporte preferido, disfruto mucho ver jugar al Barcelona, en especial a su estrella Lionel Messi. Aunque también me gusta observar videos de Ronaldinho Gaucho e intentar hacer alguna de sus jugadas”, agregó Diego.
La joven estrella del conjunto de la escuela Pedro Marrero, ubicada en la Ciudad Escolar 26 de Julio, deslumbró a todos al anotar más de 15 goles en los torneos municipal y provincial de la categoría pioneril este año.
La actuación de su equipo le abrió las puertas al torneo nacional de Fútbol Para Todos de la UNICEF, en la que obtuvieron el primer lugar, con el aporte indispensable de Diego Elías.

El equipo de Fútbol Para Todos de la escuela Pedro Marrero del "26 de Julio"

“Fue una competencia fuerte, los rivales tenían mucho nivel, pero nosotros estábamos bien preparados y salimos a hacer lo que tanto habíamos entrenado. Por suerte el resultado salió y estamos muy contentos. Ojalá podamos ganar más trofeos”, aseveró el jugador.
Pero los logros de Diego no serían posible sin la perseverancia de sus padres Ramón y Katherine. Al respecto dijo el atleta: “Ellos no se pierden ninguno de mis partidos. Me dicen lo que debo corregir y me dan mucho apoyo, al igual que mi hermano”.
Otro de los implicados directo en el desarrollo de Diego Elías como futbolista es su entrenador Guillermo Wanton, quien confiesa su alegría de poder trabajar con un niño de semejante talento.
“Hace varios años que está en el área deportiva con nosotros, y desde que llegó nos percatamos que tiene habilidades innatas, o sea, las cosas que hace Diego en el terreno no se enseñan, es un don con el que se nace.
“Nosotros lo que intentamos es mostrarle el camino para que las perfeccione mediante el entrenamiento diario con el grupo, lo cual lo va a ayudar a desarrollar sus habilidades y capacidades físicas, así como inculcarle la disciplina que debe tener un atleta. Algo que me gusta mucho de él es que, a pesar de saberse talentoso, no es individualista. Le gusta jugar con sus compañeros y que estos también luzcan en el terreno, y eso dice mucho de sus cualidades como deportista”, dijo el profesor Wanton.
Entre regates y dominios de balón se pule un diamante del fútbol santiaguero. No son pocos los que esperan con ansias ver a Diego jugar fútbol al máximo nivel. Talento y decisión le sobran.

Lo Más Pegao'