“El podio olímpico es mi gran meta”



Kaliema ganó el bronce mundial en el certamen de Budapest, Hungría. Foto:judoinside.com


El año que recién finalizó volvió a dejar buenos resultados para el deporte cubano, y varios atletas de la “tierra caliente” tuvieron mucho que ver en esto. Entre ellos destacó el caso de la judoca Kaliema Antomarchi Merencio, de la división de los 78 kilogramos, que además fue elegida como la mejor de deporte individual de Santiago de Cuba.

La indómita se distinguió debido a su destacada participación en el Campeonato Mundial de Budapest, Hungría, en el que obtuvo la medalla de bronce, la única presea de Cuba en esa lid. Sin duda, el colofón a lo que fue la temporada más destacada en la carrera de Kaliema.
“Para mí es un orgullo muy grande ser elegida como la más destacada de Santiago de Cuba, porque esta es mi tierra natal y además una provincia de muy buenos atletas. Por lo tanto, quedar en lo más alto es un mérito que ni yo creí alcanzar. Estoy muy contenta por este reconocimiento que me han dado”, comentó Antomarchi a Tiempo Extra.
Otro de los eventos donde la peleadora dejó su sello fue el Campeonato Panamericano, que se desarrolló en Panamá, donde se adjudicó el metal plateado. También hay que hablar del título en el Clasificatorio Centroamericano de la República Dominicana. Pero indudablemente, a decir de la judoca: “alcanzar esa medalla de bronce en el Mundial es el motor impulsor para muchos otros resultados que se avecinan”.
Precisamente, este 2018 tiene como principal evento para el deporte cubano los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, Colombia, al igual que otras exigencias como el Clasificatorio a los Panamericanos de Lima, Perú, donde se espera el oro de Kaliema, motivos de sobra para que los rivales de la santiaguera la tomen aún más en cuenta, en un ciclo que culminará con la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio, Japón.

Antomarchi fue elegida la mejor atleta en Santiago de Cuba. Foto:Daniel Houdayer

Con respecto a este tema, la fornida atleta comentó: “El podio olímpico es mi gran meta, y sí, pienso que puedo estar entre los medallistas de Tokio. Ahora, para eso debo ser más inteligente técnica y tácticamente, tengo que mejorar los errores que tuve en el Mundial, pero creo que con un trabajo serio sí puedo llegar a mi objetivo”, afirmó, al mismo tiempo que señaló, además, su permanencia en la división de 78 “kilos”.
A pesar de convivir con su mamá, la añoranza por la familia es otro de los sentimientos que expresa Kaliema: “en realidad es un poco difícil, porque a veces me siento con deseo de estar entre mis seres queridos, pero uno se adapta. El día a día de las competencias, los compromisos, y, como tengo a mi mamá cerca, me enfoco más en su apoyo para no sentirme deprimida por la familia que no tengo a mi lado. Pero sí, cuando tengo tiempo trato de estar uno o dos días con ellos aquí en mi tierra natal”.
El que recién concluyó, sin duda alguna, ha sido un gran año para la muchacha de la Ciudad Héroe, calificado como “el mejor” por la propia atleta. Sin embargo, le quedó un mal sabor en la selección de los mejores atletas del país.
“Creo que se fue un poco injusto conmigo. En el 2017 obtuve muy buenos resultados y pensé en realidad que podría ser considerada para optar por la Mejor Atleta femenina de Cuba, y aunque me siento un poco mal, ya que no quedé ni entre los 10 más destacados, lo veo solamente como un obstáculo en mi carrera deportiva y lo que debo hacer es mejorar mis resultados para ser tenida en cuenta otros años”, reafirmó Kaliema. 
Con respecto a la maternidad, la joven judoca respondió: “Pienso en eso a diario, pero por ahora están primero los compromisos deportivos. Después de la Olimpiada, veremos qué pasa”.

Lo Más Pegao'