Santiago y cinco más




El titular que encabeza este comentario bien podría utilizarse para bautizar la etapa clasificatoria de la I Serie Nacional de Béisbol categoría sub-23 años, la cual inicia mañana en esta provincia su hexagonal semifinal.

Y es que las nuevas Avispas sobrepasaron los pronósticos hasta de los propios especialistas del territorio, quienes si bien pronosticaron una clasificación indómita, nunca imaginaron que el trayecto sería tan fácil, en otras palabras, un verdadero paseo.
Pero una cosa es con guitarra y otra con violín. Llegó la hora de la verdad y los santiagueros tendremos el privilegio de vivirla en directo. Hay una realidad, hace varios años que la calidad del béisbol en nuestro país está mayormente concentrada en el centro y occidente de la Isla, solo basta con revisar los resultados de las últimas temporadas para corroborar lo que digo.
Sin menospreciar la actuación de los santiagueros, a quienes les auguro un puesto en el podio de premiaciones de esta lid para menores de 23 abriles, hay que reconocer que los rivales enfrentados en la agrupación D (Granma, Holguín y el decepcionante Guantánamo) no son el mejor medidor para probar fuerzas.
Imagino que Ciego de Ávila, Matanzas, Mayabeque, Artemisa y Camagüey deben ser huesos más duros de roer, o hablando en “santiaguero”, contrarios más difíciles de “picar”.
La clasificación de avileños y matanceros no me sorprende mucho, pues son provincias que tienen un trabajo sostenido en todas sus categorías, aunque estos últimos no aseguraron el boleto hasta los juegos finales. La inclusión de los camagüeyanos no hace más que confirmar que los problemas que experimenta el equipo de mayores de los “tinajoneros” no radican en la falta de talentos, si no en otros asuntos.
Y qué decir de Artemisa y Mayabeque, dos provincias que aún andan en “paños menores” y ya se dan el lujo de regodearse entre las mejores del país en esta categoría. Hay que tener algo en cuenta, la necesidad de cada una crear su equipo en la Serie Nacional las obligó a darle juego a sus peloteros más jóvenes, y esa experiencia en nuestro principal clásico les vino muy bien para esta lid menos exigente.
En definitivas los nuestros terminaron la clasificatoria como líderes en pitcheo de la justa con excelente promedio de 2,48, muy por debajo de la media (3,65). El bateo también rindió y finalmente anclaron terceros con 290 de average, en un torneo que tuvo como promedio general un bajo 258. La defensa fue el punto de atención de los “rojinegros”, así que tendremos que cruzar los dedos para que las pifias no nos cuesten en esta etapa semifinal.
Así las cosas, desde este sábado a las 10:00 a.m. en los estadios Guillermón Moncada, de la Ciudad Héroe; José Martí, del municipio Palma Soriano (un juego los sábados); y José Maceo, de Songo-La Maya (un partido los domingos), dará inicio esta hexagonal que se jugará por el sistema de todos contra todos a dos vueltas.
Los elencos que finalicen en el primer y segundo lugar, disputarán un play-off de cinco juegos a ganar tres -en los predios de estos- para definir al campeón.
Posiciones de los equipos: Grupo A: Matanzas (14-10), Artemisa (13-11), Pinar del Río (11-13), Isla de la Juventud (10-14). Grupo B: Mayabeque (14-10), Cienfuegos (13-11), Villa Clara (11-13), La Habana (10-14). Grupo C: Ciego de Ávila (14-10), Camagüey (13-11), Sancti Spíritus (12-12), Las Tunas (9-15). Grupo D: Santiago de Cuba (16-8), Granma (12-12), Holguín (12-12), Guantánamo (6-18).

Lo Más Pegao'