Caras nuevas, viejas metas




¡Llegó la pelota! Aunque en honor a la verdad nunca se fue, ya que los campeonatos nacionales de las categorías inferiores se encargaron de mantener encendida la llama de nuestro deporte nacional.

Pero la que le gusta al público, la que abarrota los estadios, es la Serie Nacional de Béisbol, esa que desde mañana arrancará en su versión 54 y que para las Avispas santiagueras depara un recorrido con metas similares a las otras ediciones, aunque en esta ocasión cuente con varias caras nuevas en su tropa.
En definitivas serán 13 los novatos que presente la nave indómita, incluyendo a siete de los ocho jugadores de la llamada reserva que, a diferencia de otros torneos, podrán viajar junto con el grupo y entrarán en acción cuando la dirección del equipo lo decida.
El área de lanzadores es la que mayor inexperiencia exhibe, pues de sus 14 integrantes, ocho no acumulan más de tres campañas en sus currículos. Sin embargo, el desempeño de la mayoría de estos en la Serie Provincial y en el recién finalizado campeonato sub-23, hace imaginar que a diferencia de otros años tendremos brazos más “frescos” de los cuales depender.
Por su puesto, la polémica inclusión a última hora de Danny Betancourt y de Yaumier Sánchez redondea un staff que debe –por lo menos- asegurarle a los “rojinegros” la clasificación a la segunda fase. En mi opinión debe ser el propio Danny, junto a los zurdos Ulfrido García y Edisleidis Núñez, los puntales de la rotación indómita que puede contar además con la experiencia de Yaumier y de Alberto Bicet para cumplir con la función de abridores.
Por su parte, los jugadores de cuadro son los que menor promedio de edad presentan en el elenco dirigido por Luis Danilo Larduet, solo un 22,5.
La “explosión” de Luis Yander La O en la tercera base, junto a la calidad probada de Edilse Silva (ahora en la primera almohadilla) y Héctor Olivera, deben garantizar defensa y ofensiva a las Avipsas. ¿La duda?: el campo corto. Se dicen maravillas del jovencito de 17 abriles Camilo Quintero, quien junto a los ya conocidos Daniel Aguilera y José David Silveira pugnarán por hacerse de la titularidad en el posición número seis de la defensa indómita.
El receptor será Andrés Reyna, aunque no se puede olvidar la opción de darle juego a jóvenes talentos como Alberto Díaz e Isandro González, pues aunque Reyna tiene apenas tres Series Nacionales, supera ampliamente en edad a los otros enmascarados del elenco.
Los jardines es el área más compensada del grupo. Reutilio Hurtado, Alexei Bell y Joaquín Carbonell deben ser los encargados de custodiarlos, y si las cosas se comportan como todos los santiagueros esperamos, de sus bates saldrán muchos de los truenos de los “montañeses”. Leonel Vinent y Sergio Barthelemy estarán más que listos para entrar en acción cuando se les requiera, incluso me parece que entre estos hombres debe estar el bateador designado.
El próximo día 22, frente a Guantánamo, comenzará el andar de los nuestros en esta 54 Serie, camino que nos llevará el venidero viernes 26 al “Coloso del Cerro” para reeditar una versión más del superclásico de la pelota cubana: Santiago de Cuba vs. Industriales. ¡Qué manera de empezar la fiesta!

Lo Más Pegao'