Depredadores del músculo



El "biosaludable" de Prolongación de San Fermín está inutilizable. Foto:Rosa Panadero


Cada tarde personas de todas las edades se daban cita en el gimnasio biosaludable enclavado en la arteria de Prolongación de San Fermín, entre Martí y Yarayó, perteneciente al combinado deportivo Los Olmos, de la Ciudad Héroe.


Hasta allá se desplazaban para utilizar las bondades que brindaba este, como una de las principales iniciativas del Instituto nacional de deportes, educación física y recreación (Inder) en el afán de promover una ciudadanía sana y vigorosa. Pero desde hace unos meses el panorama es completamente diferente.

Actos vandálicos han hecho mella en los aparatos del gimnasio, y el mencionado espacio, que por años fue esencial en el desarrollo de la actividad del músculo de la zona, por la utilidad y aportes saludables de sus equipos, actualmente se muestra como un desolado e inutilizable terreno.

Biosaludables: una realidad del deporte para todos

Este bienvenido proyecto surgió en el 2009, cuando se recibieron los primeros módulos, donados por la provincia española de Murcia. En Santiago de Cuba existen más de 600 000 practicantes sistemáticos de la actividad física, los cuales se benefician, entre otras opciones, de los 40 parques biosaludables que posee en estos momentos la provincia, segunda con mayor cantidad en el país.

La jefa del departamento del Programa de actividad física comunitaria y Promoción de salud en el territorio indómito, Alina Noriega Díaz, señaló a Sierra Maestra que: “Después de la gran aceptación que tuvo el ‘biosaludable’ del CIROA, el primero en ‘Santiago’, los hemos distribuido por diferentes zonas, según la densidad poblacional de estas”.

Comentó también que: “Hoy todos los municipios tienen al menos dos gimnasios, en los cuales atendemos la parte metodológica, para que la población pueda disfrutar de estos no solo como una oferta más para la práctica del ejercicio, sino además como una vía para la rehabilitación médica.

“Los gimnasios deben comenzar a partir de las seis de la mañana y concluyen después de las seis de la tarde. Es por ello que la presencia del profesor en el área es imprescindible, porque conjuntamente de ser el especialista, es uno de los garantes en el cuidado del lugar, y el sentido de pertenencia es muy importante”, agregó Noriega Díaz.

Al cierre del 2015 el Inder en Santiago de Cuba contaba con más de 300 especialistas en actividad física comunitaria. No obstante, todavía persisten algunas inconformidades por parte de la población (al menos en la ciudad cabecera) en cuanto a la disposición de instructores en los parques biosaludables, pues en algunos de los gimnasios visitados por estos reporteros las personas alegaban que practicaban ejercicios sin la ayuda de ningún especialista.

Los gimnasios biosaludables son muy demandados por el público. Fotos:Abel Rojas


“El desconocimiento sobre la forma correcta de ejercitarse puede causar graves lesiones musculares”, expresó Alain Oviedo, quien practicó deportes durante varios años.

Por su parte, Dayron Hidalgo señaló que la importancia de un profesional y la presencia regular de estos en las instalaciones es fundamental para estimular la asistencia de las personas, pues “a veces vienen un día -los preparadores- y luego no aparecen”.

Incorporar a la rutina los aerobios o implementos como pelotas y suizas, son propuestas que se llevan a cabo en algunos parques biosaludables, pero debiera aplicarse en la mayoría, aunque depende de la voluntad de los entrenadores, quienes pueden dirigirse a los combinados deportivos de su localidad y solicitar allí los instrumentos.

Vandalismo y maltrato: más allá de los culpables

La dirección nacional del Inder es la encargada de efectuar las compras de estos equipos y distribuirlos por todo el país. Según datos aportados por el encargado del almacén central en la dirección provincial de deportes, Ismael Santana Izquierdo, un gimnasio biosaludable de siete aparatos tiene un costo aproximado de 28 020 pesos (moneda nacional).

Multiplique entonces esa cifra por los 40 que posee el territorio indómito y fácilmente podrá percatarse que, aparte del daño social que provocan su desmantelamiento ilegal, también perjudica la economía del país.

“Después que los equipos llegan al almacén y se distribuyen, los directores municipales y, especialmente, los de los combinados, son los máximos responsables de su mantenimiento y cuidado. Incluso tienen un presupuesto para las reparaciones de estos, en caso de que las necesiten”, indicó Santana Izquierdo.

Consciente de su rol, la directora municipal de deportes en Santiago de Cuba, Coralia Márquez Fernández, explicó: “Recientemente estas instalaciones han sido víctima del vandalismo, sobre todo el que estaba en la zona de Prolongación de San Fermín, aunque hay otros como el del CIROA, el de Micro 4 y el de La Alameda, que también han presentado problemas.

“Les roban las cajas de bolas a los aparatos, la población no los cuida como es debido, los custodios abandonan el lugar a pesar de que les hemos aplicado medidas disciplinarias. Incluso hemos tenido que hacer adaptaciones en los equipos con soldaduras en las partes más vulnerables”, sentenció Márquez Fernández.

En muchas ocasiones, estos redactores han sido testigos que son los más pequeños quienes atentan contra el buen funcionamiento de los aparatos, cuyos colores y formas les resultan llamativos, como los ubicados en los parques de diversiones. Los profesores asignados a cada entidad deportiva, así como los asistentes, deben velar por el cuidado de los equipos para seguir haciendo sostenible esta iniciativa.

Por otra parte, la subdirectora del combinado Los Olmos, María del Carmen Hernández, acotó: “Aunque el área donde estaba el ‘biosaludable’ de Prolongación de San Fermín ya no funciona como tal, los profesores pudimos rescatar algunos equipos o piezas de los mismos, para que sean llevados a otro combinado deportivo que tenga más seguridad, quizás para el de La Calera, que ahora mismo es el mejor del municipio”.

Lo que sí es una realidad es que, sin importar las medidas que tomen los encargados, los máximos afectados siempre serán aquellos que se decantan por la práctica del ejercicio físico.

Así lo confirmó Luis Manuel Bello Alonso, vecino de la zona: “El gimnasio particular más barato por aquí vale tres pesos moneda nacional, sin contar los que cobran cinco o 10. Una vez se puede pagar, pero no diariamente. El ‘biosaludable’ estaba al servicio de todos, pero no se le dio el cuidado requerido y ahora un lugar que siempre estaba lleno de público está completamente desierto”. 
Santiago de Cuba presenta altos índices en los servicios de actividad física comunitaria, a través de los programas de promoción de salud y calidad de vida. Actitudes como estas, que laceran el derecho del pueblo al deporte, la cultura física y la recreación, deben ser censurables desde todos los frentes.

Los niños muchas veces les dan un uso inadecuado a los equipos

 

Lo Más Pegao'