Los poderosos siempre avanzan en la “Champions”


Con tres goles de CR7 el Real Madrid ganó su primer partido en el Grupo A


Cada vez que empieza una nueva temporada de la UEFA Champions League, desde este blog advertimos que la primera fase es un mero precalentamiento para los grandes, ya que la verdadera competencia arranca en febrero, con los octavos de final.

Año tras año vemos cómo, a medida que avanza el torneo y el embudo se angosta, los que quedan de pie son prácticamente los mismos: los poderosos de Europa, los que tienen los recursos como para afrontar dos y hasta tres competencias simultáneas.
A eso se agrega la última ampliación de la “Champions” que, al llevar a 32 el número de equipos participantes, dejó más en evidencia la brecha que separa a la élite de los que simplemente se conforman con llegar a competir entre los mejores.
Como siempre recordamos, en la primera fase puede haber algunos resultados sorpresivos y hasta alguna eliminación inesperada, pero a la hora de la eliminación directa, las sorpresas se terminan. Sin embargo, no deja de ser interesante que, en la misma primera fecha, se hayan dado varios resultados que “abren” el juego.
No fue una semana clásica, en el sentido de que ganan los que uno espera y la competencia se encamina en la dirección lógica. Por el contrario, las derrotas de Manchester United, Arsenal y Valencia dejan un panorama distinto. Incluso, por más que perder ante Juventus fuera una posibilidad para el Manchester City, el hecho de haber caído como local lo deja en una posición incómoda de arranque.

El Barcelona fue superior a la Roma pero no pudo pasar del empate en el Olímpico

Y esa es una de las claves en los torneos que se juegan con este formato, como la “Champions” o la Copa Libertadores. En la fase de grupos, uno sabe qué partidos está obligado a ganar y dónde se puede dar el lujo de resignar puntos. Con lo cual una derrota como local tiene doble implicancia: no solamente los puntos que se dejan en el camino, sino también que se desbaratan los planes.
La obligación de salir a buscar una victoria como visitante para compensar puede significar un planteo distinto, más (o demasiado) arriesgado, además de modificar también la rotación que uno pudiera haber planificado, lo cual le quitará descanso a determinados jugadores y aumenta el riesgo de bajas por lesión.
En esta primera fecha hubo dos grupos con resultados que hacen esperar una competencia muy dura por el par de puestos de clasificación: el B y el D.
En el B, el PSV holandés levantó la mano para decir “queremos pasar a octavos” con una gran victoria ante Manchester United, el equipo que más dinero gastó para reforzarse este año, después de un par de temporadas grises. Sin embargo, Van Gaal sigue sin encontrarle la vuelta.
La victoria del Wolfsburgo ante el CSKA de Moscú pone en una situación incómoda al “United”, que recibirá a los alemanes en la próxima jornada. Sin tanto renombre internacional, Wolfsburgo es hoy el mejor equipo alemán, detrás del Bayern Munich, al que incluso superó en la Supercopa, y del Borussia Dortmund.
No será un rival sencillo y, si consigue tres puntos en “Old Trafford”, algo que no puede descartarse, dejará a los de Manchester en el fondo y sin puntos tras dos jornadas. En el Grupo D la situación es similar para los vecinos del “City”, que tras perder en su casa ante la Juventus, tendrá que viajar para un duelo difícil frente a un también obligado Borussia Moenchengladbach.
Los alemanes fueron goleados por un Sevilla que, después de varias temporadas de lucirse en la Europa League, quiere mostrar que está para más. El “City” sigue poniéndose en situaciones problemáticas en la “Champions” año tras año, sin que le rindan dividendo los millones que viene gastando.
Da la sensación de que todos los integrantes de esta zona pelearán por los dos lugares, pero con una leve ventaja para la Juventus, que consiguió un resultado espectacular y que no parece haber sentido la partida de tres hombres claves (Tevez, Pirlo y Vidal).
El miércoles hubo otros dos resultados inesperados que nos hacen ilusionar con una competencia muy reñida por los puestos en octavos. Por empezar, la derrota del Arsenal, otro que no termina de hacer pie en Europa.

Thomas Müller anotó un doblete ante el Olympiacos

El Dinamo Zagreb puede así postularse para el segundo lugar de un grupo que seguramente tenga al Bayern Munich a tope. Olympiakos, goleado por el campeón alemán, podría dejar más revuelto todavía el panorama en dos semanas cuando visite a los “gunners”.
El que peor quedó parado fue Valencia, derrotado 3-2 en su propio estadio por el Zenit de San Petersburgo. Este será uno de los casos que planteamos arriba: ahora tiene que salir a buscar puntos que no tenía en sus planes.
Sin ir más lejos, no sumar en la próxima jornada en su visita a Lyon lo dejaría comprometido con apenas dos partidos jugados.
Está claro que tampoco fue una jornada en la que todo haya quedado dado vuelta. Por el contrario, hubo grupos en los que ganó la lógica.
Por ejemplo, el Grupo A, donde París Saint Germain y Real Madrid se confirmaron como los candidatos. En el C la situación parece ser la misma con Atlético Madrid y Benfica. Galatasaray tendrá que mejorar mucho y agregarle más juego a la característica agresividad del fútbol turco si quiere terciar en la conversación.
Por último, hubo dos grupos en los que los candidatos empataron como visitantes, sin que eso signifique que hayan resignado posibilidad alguna.
Barcelona mereció mejor suerte en su visita a Roma. Fue superior y lo lógico es que demuestre eso en los partidos que le quedan. En todo caso, el punto le sirve y mucho a los de la capital italiana, ya que hay que ver si su rival por el segundo lugar, el Bayer Leverkusen, consigue quitarle alguna unidad al campeón vigente.
Mientras tanto, Porto no pudo traerse una victoria ante Dinamo Kiev, pero haber empatado significa que, en el duelo directo ante los ucranianos, lleva las de ganar: una victoria cuando vuelvan a enfrentarse definiría a su favor la carrera por el segundo lugar. Esto, claro, si damos por descartado que Chelsea será el ganador de la zona, con un Mourinho que quiere ganar otra “orejona”, esta vez con los “blues”.
Es temprano de cualquier manera para hablar de candidatos. A esta altura, solamente se puede elegir a los de siempre: además de Chelsea, Barcelona, Real Madrid, Bayern Munich, una renovada Juventus y, ojalá, un PSG que amenaza hace años.
Pero todo dependerá de cómo avance la temporada para cada uno de estos equipos. Como es temprano también para saber quiénes de los derrotados en la primera fecha enderezarán el rumbo y quiénes, en cambio, sufrirán hasta diciembre.
Pero hay algo que nos queda claro: que haya habido tantos resultados inesperados de arranque volverá mucho más atractiva la primera fase.

Lo Más Pegao'