En “Santiago” el polo es ¿cosa de mujeres?


El polo acuático femenino santiaguero ganó los torneos escolar y juvenil. Foto: lademajagua.cu


Tres mujeres, tres historias, una misma pasión. El 2016 ha sido el año de las féminas santiagueras del polo acuático, y así lo demuestran los primeros lugares obtenidos en las categorías escolar y juvenil.

“Es el resultado de muchas jornadas de esfuerzo y sacrificio. Tuvimos que sobreponernos a varios obstáculos y sobrellevar lesiones de jugadoras importantes, lo cual hace más meritoria la medalla dorada”, aseguró Sonia Pagán, segunda entrenadora del elenco escolar.
Hace un año las montañesas anclaron en la tercera plaza, lo cual demuestra el salto de calidad que ha dado el plantel, que acaba de coronarse en la edición 52 de los Juegos Nacionales.
Pagán explicó también que “tenemos atletas con muchas potencialidades, tanto en los escolares como en los sub-18. Hoy podemos afirmar que el relevo para mantenernos en los puestos cimeros está garantizado”.
Una de las estrellas del elenco, la poste Melissa Anaya Martínez, fue seleccionada como la Jugadora Más Valiosa de la competencia, por su notable desempeño en el que se incluyen los 17 goles que anotó en solo seis partidos.
“Tengo que agradecer a mis familiares, mis profesores y entrenadores que son los que más se preocupan por mi formación como deportista desde que tenía 11 años”, comentó la espigada polista, quien se refirió además a sus aspiraciones de integrar el equipo Cuba en un futuro.

De izquierda a derecha: Sonia, Melissa y Nitza. Foto: Guibert

“Este año cumplí mi ciclo en el equipo escolar. Ahora se abre una nueva etapa para mí en la categoría juvenil. Espero mantener mi estado de forma, ayudar al grupo a reeditar la corona y que me tengan en cuenta para la preselección nacional”, agregó Melissa.
Por otra parte, la jefa de cátedra de polo acuático en la Escuela de Iniciación Deportiva Capitán Orestes Acosa, de la Ciudad Héroe, M.Sc. Nitza Calderón Morales, afirmó que “ha sido un año bueno para el polo santiaguero, pues la sumatoria de los primeros lugares de las hembras con los quintos puestos de los varones, igualmente en el escolar y el juvenil, nos ubicaron en el tercer escalón general del país”.
Nitza, quien además se desempeña como entrenadora del conjunto femenino categoría sub-18, agradeció el apoyo del director de la Eide santiaguera, Pascual Castellanos, quien a pesar de las limitaciones que presenta la provincia indómita con el agua, “hizo todo lo posible porque las piscinas del centro se mantuvieran llenas para no tener baches en la preparación de los atletas”. 
Ahora solo falta esperar que los varones se contagien de sus compañeras y que, en la edición 53 de los Juegos Escolares y Olimpiadas Juveniles, el polo acuático de Santiago de Cuba dé el salto definitivo al primer lugar de Cuba, y demuestren que, en esta “tierra caliente”, el polo no es solo cosa de mujeres.

Lo Más Pegao'