Lo que nos dejó la primera vuelta de Brasil 2014




Partidazos, polémicas, grandes actuaciones individuales y colectivas, decepciones, sorpresas y confirmaciones. Todo eso sucedió en la primera vuelta de una Copa del Mundo que comenzó a lo grande y promete ser la mejor de las últimas décadas.

Los primeros 16 encuentros del campeonato tuvieron todas las emociones que hacen del fútbol el juego más maravilloso de todos. Y en esta, su fiesta más importante, no hay casi nada de qué quejarse todavía.
Se convirtieron 49 goles, lo que da un promedio de más de tres por juego, el mejor desde el Mundial de Suecia 1958. Si se mantiene la tendencia tendremos la Copa más goleadora de la época moderna. Además, todos los estadios lucieron repletos y la media de público roza los 50.000 espectadores por juego. Por otro lado, salvo lo ocurrido en Sao Paulo el día de la inauguración y algunos incidentes menores, no hubo problemas de indisciplina y todo transcurre con normalidad. En definitiva, Brasil 2014 le está dando la razón a todos los que esperaron este certamen con ansiedad.
El equipo:
Holanda. No hay que pensarlo demasiado. El conjunto de Louis Van Gaal llegó con muchas dudas después de una clasificación fácil pero con algunas de sus figuras en bajo nivel. Sin embargo, fue una verdadera máquina y goleó 5-1 al campeón en el segundo día de la competencia. En el tiempo complementario, la “Naranja” alcanzó la perfección, así de simple. Manejó la pelota y supo usarla para lastimar en cada ataque. Utilizó bien las bandas, tocó y definió. Así, el Mundial sumó un candidato inesperado.


El jugador:
Thomas Müller. Es un punto más complicado de decidir, pero lo hecho por el jugador alemán debe ser destacado. No sólo porque marcó tres goles y llegó a ocho en siete partidos mundialistas, sino porque lideró una actuación extraordinaria de Alemania ante la Portugal de Cristiano Ronaldo. El equipo teutón dejó a un lado las pocas dudas que había generado por el complicado grupo que le tocó y el calor donde debía jugar y lo hizo en todo su esplendor.
El partido:
Italia 2-1 Inglaterra. Cambiante, emotivo y, sobre todo, bien jugado. Ambos intentaron salir a atacar desde el comienzo y por eso se vio un juego de ida y vuelta, con situaciones en ambos arcos y con un resultado abierto hasta el final. Italia se llevó tres puntos claves porque tuvo en Andrea Pirlo a un futbolista de una inteligencia superior, que administró los tiempos con categoría y condujo a su equipo al triunfo. Merece una mención el encuentro inaugural que Brasil le ganó a Croacia. También tuvo de todo, desde una gran actuación de Neymar, Oscar y Luka Modric hasta un penal inventado por el árbitro.
La sorpresa:
Costa Rica 3-1 Uruguay. Tampoco hay demasiado que discutir. La “Celeste” llegaba como campeón de América y con el recuerdo de la gran actuación en Sudáfrica 2010. Ni siquiera la lesión de Luis Suárez pudo quitarle la confianza a los “charrúas”, que además debutaban frente a un rival accesible en los papeles. El gol de penal de Edinson Cavani puso rápido las cosas en su lugar pero después los “Ticos” salieron con todo al ataque y lo dieron vuelta gracias a una gran actuación colectiva.
La decepción:
España. Los campeones no llegaron en su mejor momento pero aún así eran uno de los favoritos en la previa del Mundial. La base del Barcelona había tenido una mala temporada pero Real Madrid es el campeón de Europa y además todos sabemos que este equipo ha demostrado agrandarse en las difíciles. Sin embargo, esta vez no tuvo nada que hacer contra Holanda, que lo pasó por arriba en 45 minutos. España no tuvo reacción anímica ni futbolística y deberá mejorar mucho si quiere clasificar.


El desahogo:
Lionel Messi tuvo que esperar ocho años para volver a marcar un gol en un Mundial y lo festejó como se lo merece un campeonato de estas características. Argentina no jugaba nada bien cuando el “10” tomó la pelota, encaró en paralelo al área y sacó un gran remate que se metió en el arco de Bosnia. Después, la “Albiceleste” logró una sufrida victoria 2-1 y Messi criticó el planteo del entrenador en el primer tiempo. Pero ya habían quedado atrás ocho años de espera.
El regreso:
Después de 16 años, la selección de Colombia volvió a jugar un Mundial. Y el regreso no pudo ser mejor. El equipo goleó 3-0 a Grecia en Belo Horizonte y puso primera en su búsqueda de superar su mejor actuación histórica. La “Tricolor” jugó de manera inteligente, fue solidaria y tuvo contundencia para vencer a un rival que se presentaba como muy complicado. Además, tuvo en James Rodríguez a uno de los mejores jugadores de la primera fecha. El cucuteño fue armador, goleador y líder futbolístico de Colombia.
El gol:
Robin Van Persie a España. La palomita del atacante del Manchester United entró en la historia grande del fútbol apenas la pelota tocó la red. Una definición poco ortodoxa pero extraordinaria que ya forma parte de la galería de goles inolvidables de las Copas del Mundo. Mención de honor para Robben en ese mismo partido. Y para Messi, medalla de bronce.
Las confirmaciones:
Francia e Italia. Después de una pésima actuación en Sudáfrica, franceses e italianos se juramentaron mejorar en Brasil. Y en la primera fecha dieron un paso firme. La “Saura” derrotó con autoridad por 2-1 a Inglaterra en un duelo de campeones de la mano de un gran Andrea Pirlo. Por su parte, el combinado galo no tuvo problemas para golear 3-0 a Honduras con dos goles de Karim Benzema, la figura del encuentro.

Lo Más Pegao'