Lorenzo quiere el título


Jorge Lorenzo se siente con fuerzas suficientes para ganar el título de MotoGP


Los que más conocen a Jorge Lorenzo saben de su obstinación, esa determinación que admiran hasta sus jefes, como Lin Jarvis. El balear nunca pierde la fe. Su confianza en sí mismo es siempre altísima y, en cuanto tiene un arma con el que afrontar una pelea, se lanza aún más a fondo.

Jorge logró en Le Mans su segunda victoria consecutiva, algo peligroso para sus adversarios, pues ha entrado en una dinámica ganadora en las pistas que mejor se le dan.
Lorenzo cree en el título y va a pelear por ello hasta la extenuación. “Yamaha tiene una gran oportunidad de ser campeona con Valentino o conmigo y tiene que aprovecharlo”, decía en referencia a las dificultades de Honda. Los de Iwata han olido la sangre y van a cuchillo.
El mallorquín hizo la carrera que más le gusta: se puso líder tras los compases iniciales -arriesgando para pasar a Dovizioso por fuera- y puso el ritmo que ya se ha hecho famoso.
Hizo 1:33 minutos todas las vueltas excepto la última y porque saludó al verse ganador. “Cuando Lorenzo está en modo martillo es imposible”, admitió Valentino Rossi, que se fundió en un gran abrazo con su compañero de equipo.
El de Palma sabe que cuando está inspirado es casi imbatible. “Puedo pilotar bien y tenemos una gran moto. Esas dos combinaciones hacen que seamos competitivos. Hay que seguir así e intentar dar otro paso con la moto en el futuro porque Honda no se va a dormir”, confesó. Y, por cierto, está más que inspirado.
Jorge tiene otra cara. Su comienzo de año daba buenas sensaciones, pero no se concretaban. Ahora, la satisfacción de ver que el trabajo da sus frutos le reconforta y le sube la moral. “Si no eres feliz cuando ganas, apaga y vámonos. Cuando tienes problemas es más difícil estar de buen humor, pero he seguido creyendo. Por eso he podido aprovechar mi momento cuando las cosas han estado en su sitio”, analizó.
Valentino ya ve a Lorenzo a 15 puntos, pero el italiano tenía razones para estar contento. Sufrió todo el fin de semana, no dio con la tecla ni en el warm-up, otrora su salvación. Arrancaba séptimo y se va con más puntos sobre Márquez y salvando la papeleta tras su séptimo podio seguido.
Por otra parte, el nueve veces campeón del mundo, Valentino Rossi, que se las sabe todas dentro y fuera de la pista, comenzó con su táctica de intentar adular a su compañero. “El equilibrio cambia cada gran premio. Todos, Jorge, Marc y ‘Dovi’ siguen siendo candidatos al título, pero el más peligroso ahora es Lorenzo, es quien está en mejor forma. Mugello me gusta, pero el problema es que es la carrera favorita de Jorge. Espero que allí acabemos con las posiciones cambiadas”, bromeó intentando un guiño en el que no cae el balear.
Rossi salvó el peligro de las Ducati. Dovizioso es regular, pero eso no le alcanza. Iannone peleó, como Pedrosa, que sacó casta para volver tras una caída y resistir hasta el final con un muy buen ritmo. Su antebrazo respondió. “Estoy bastante feliz con mi condición física. Con más fisioterapia y más vueltas, estaré mejor”, resumió.

Clasificación del Mundial 2015:
1-Valentino Rossi (Yamaha/112 puntos)
2-Jorge Lorenzo (Yamaha/87)
3-Andrea Dovizioso (Ducati/85)
4-Marc Márquez (Honda/69)
5-Andrea Iannone (Ducati/61)
6-Cal Crutchlow (Honda/47)
7-Bradley Smith (Yamaha/46)
8-Pol Espargaró (Yamaha/35)
9-Aleix Espargaró (Suzuki/31)
10-Máverick Viñales (Suzuki/27)

Lo Más Pegao'