Rodar contra la corriente (+fotos)



El taller automotriz del Inder en Santiago de Cuba está en estado crítico     Fotos: Jorge R. Matos



Contar con una infraestructura eficiente es imprescindible para que Santiago de Cuba, considerada la segunda potencia deportiva del país, se mantenga en la élite nacional.

Es por eso que Tiempo Extra ha reflejado en ocasiones algunas instalaciones faltas de mantenimiento, academias con déficit de utensilios, entre otros temas. Hoy le proponemos pasarle revista al parque de transporte del Inder en Santiago de Cuba, que es -o al menos debería ser- el principal encargado de trasladar a los atletas, tanto en su etapa preparatoria, como en las diferentes competencias.
Comencemos por decir que la base de transporte de la Dirección Provincial de Deportes está dotada de tres camiones y cinco ómnibus. Sin embargo, la situación real es que, de esos tres camiones, solo uno está disponible, y de las cinco guaguas, rodaban hasta hace unas semanas dos.
Como pueden percatarse, la situación es verdaderamente crítica, y así nos lo dejó saber el jefe de transporte del Inder provincial, Electo Guerra Vera, al explicarnos que: “nuestros vehículos tienen un promedio de 40 años de explotación y ahí es donde comienza la crisis que atravesamos. Ahora mismo nuestros coches no tienen ningún valor monetario, y están propuestos para baja dos ómnibus de marca Skoda y un camión Pegaso.
“Hace unos días tuvimos que parar el autobús LAS, que era uno de los dos que teníamos activos; porque la carrocería está completamente podrida, además de presentar otros problemas mecánicos que le impiden aprobar la inspección del Ministerio de Transporte (más conocida como Somatón), y tememos que pueda provocar un accidente en la vía. Eso deja a la provincia únicamente con una ‘Girón 17’ para todos los movimientos”, aseveró Electo.


Electo hizo énfasis en el alto promedio de explotación que ya han sufrido los vehículos

Una de las opciones para darles algo de vitalidad a los vehículos es incluirlos en el plan de remotorización de la Empresa Integral de Servicio Automotor Cecilio Sánchez, pero esta no acepta equipos de cualquier marca, así que solo se han podido beneficiar dos camiones, los cuales, a pesar de no dar abasto, son los que se utilizan para mover los alimentos, utensilios y otras necesidades.
Incluso, según comentó Electo, uno de estos carros no está ahora mismo en uso; ya que, aunque fue remotorizado, hay que solucionarle detalles de chapistería y otras cuestiones.
¿Y cómo viajan los deportistas?
El promedio diario de la distancia que deben recorrer los transportes para atletas en Santiago de Cuba oscila entre 200 y 250 kilómetros, ya que el trayecto desde los centros de entrenamiento y sedes de alojamiento a las instalaciones es largo.
Con lo antes explicado, lógicamente la transportación del Inder no puede garantizar ni la preparación de los atletas ni los concentrados deportivos, tanto de eventos provinciales como nacionales. Asimismo, la situación limita la participación de los deportistas santiagueros en topes de confrontación en otros territorios, que son muy provechosos para los entrenamientos.
“El único apoyo que tenemos es el que nos brinda la UEB de Flete, en previa coordinación con el Gobierno Provincial, pero siempre de acuerdo con la disponibilidad que tengan, ya que esta unidad también refuerza a otros servicios.
“Lo que ocurre es que, a esa base, le es imposible abarcar nuestras necesidades; sin embargo, hay que resaltar que en estos momentos tenemos un ómnibus de forma permanente ayudándonos, algo que nunca antes habíamos logrado. Así que, entre esa guagua y la única que queda viva de las nuestras (la ‘Girón 17’, que en los últimos días pudimos conocer que también ha presentado roturas), tienen que cubrir todos los eventos deportivos y la preparación del calendario competitivo del año”.
Pero esto no termina ahí. La guagua asignada por la UEB no es libre de costo, vale 16 pesos moneda nacional la hora, y el promedio de uso diario es de unas 10 horas cada jornada del año. Incluso, en el caso de las que se utilizan para salir fuera de la provincia, el costo es mucho mayor, así que saque usted las cuentas.
Imagínense, el presupuesto anual del transporte del Inder es de algo más de 150 mil pesos moneda nacional, del cual se destina mucho más de la mitad solo al alquiler de ómnibus. 
También queda la opción de utilizar el tren, al menos para los torneos nacionales. Y aunque esto viene organizado desde la Dirección Nacional de Deportes, “Santiago” tiene que hacer las coordinaciones para sus atletas y realizar los pagos correspondientes a la empresa ferroviaria. Para colmo, hay lugares donde el tren no llega y la única vía es el transporte por carretera, y ahí caemos en lo mismo.

Choferes y mecánicos hacen todo lo que pueden para que los vehículos puedan mantenerse circulando



Otro tema es la cobertura de los torneos pioneriles, los Juegos Escolares, Ligas estudiantiles y Juegos de Montaña, que son responsabilidad de la Empresa de Transporte Escolar (ETE). Sin embargo, no todo funciona como es debido.
“En varias ocasiones, después de que les hacemos la demanda, la ETE no tiene la capacidad para cubrirla. Para que tengan una idea, a veces les solicitamos 12 ómnibus y solo nos pueden poner tres o cuatro”, sentenció Electo.
En intercambios con deportistas y comisionados provinciales, Tiempo Extra pudo conocer que, producto a lo antes mencionado, en varios torneos se ha visto comprometido el horario de inicio por llegadas tarde. Además, eso atenta contra el cumplimiento del programa de actividades y los objetivos que deben llevar a cabo los atletas, quienes muchas veces no pueden, ni siquiera, calentar como es debido para cumplir los objetivos competitivos.
 “Antes, nosotros garantizábamos la transportación para esos eventos, pero ahora no tenemos con qué”, sentenció Electo.
Tampoco debemos pasar por alto que, estas guaguas de Transporte Escolar, también se pagan con el mismo presupuesto antes explicado. Aunque el costo es más barato gracias al convenio que existe entre el Instituto Nacional de Deportes y el Ministerio de Educación.
Lo cierto es que, si el Inder tuviera su parque de ómnibus en mejor estado, se podría ahorrar más del 50% de lo que gasta actualmente en transportación todos los años.
Sin soluciones al alcance
¿Y cómo reparar lo que no tiene repuesto? Detrás de estas maquinarias obsoletas hay que hablar del esfuerzo que realizan choferes y mecánicos para extenderles la vida a lo poco -o casi nada- que hay en el taller.
Estos verdaderos titanes de la mecánica muchas veces tienen que “hacer magia” para cumplir con su objeto social: apoyar a los atletas.
“En ocasiones tenemos que acudir a otras empresas o auxiliarnos en torneros e innovadores particulares para arreglar los problemas que se presenten. Es difícil manejar estas guaguas; porque mecánicamente están muy deterioradas. Imagínate, cada vez que damos un viaje, sin que sea tan distante, enseguida hay que regresar al taller a soldar algo o a solucionar algún que otro detalle”, expresó el conductor Mario Osvaldo Suri Cutiño.

Los ómnibus de marca Skoda están completamente de baja


El experimentado chofer, con 35 años en su puesto de trabajo, dijo también que: “Conocemos de todas las gestiones que hace el Partido y el Gobierno en la provincia para ayudarnos, pero hasta el momento no ha llegado el auxilio que necesitamos. Sabemos de la situación que atraviesa el transporte en el país, pero creo que, al ser ‘Santiago’ la segunda potencia deportiva de Cuba, merece que esta situación tenga una solución lo más rápido posible”.
Asimismo, el jefe del taller automotriz del Inder, Orlando Domínguez Lozada, opinó: “Las pocas reparaciones que hemos logrado hacerles a los motores de algunos vehículos son gracias a gestiones hechas en los talleres de la Base de Reparaciones Generales, porque aquí lo único que podemos realizar son 'parches' temporales para que los ómnibus se mantengan en servicio. Y eso lo hacemos con mucho esfuerzo, porque en los almacenes no existen las piezas de repuesto para estos carros; ya que, simplemente, no se fabrican”.
En conversación con las máximas autoridades del Inder en el territorio, supimos que esta crítica situación ha sido planteada en todos los espacios oportunos; sin embargo, el problema no parece tener una solución a corto plazo.
“Por supuesto que nos vendría de maravillas contar con mejores carros, o al menos, en un mejor estado técnico. Pero mientras estos no lleguen, hay que seguir con lo que tenemos. Todos los que deben conocer de este tema, lo saben”, declaró la directora provincial de Deportes, Alina Sánchez Revilla.
Es difícil que de golpe y porrazo al Inder en Santiago de Cuba le aparezcan guaguas u otros vehículos nuevos. Pero lo cierto es que cualquier ayuda será más que bienvenida. Mientras, los trabajadores del taller lo tienen claro: “Nosotros seguiremos dando todo el apoyo necesario para que esta situación afecte lo menos posible a los atletas”.

Lo Más Pegao'