¿Quién para a estos Diablos?


Rizo se ha convertido en uno de los mejores jugadores de Cuba     Foto: Jorge Luis Guibert


Otra victoria, otros dos goles, otra vez la puerta en cero, así han comenzado los Diablos Rojos de Santiago de Cuba la defensa de su trono, y esta vez, en la segunda jornada del 103 Campeonato Nacional, fue el once de Las Tunas el que tuvo que inclinarse ante el rey indiscutible del fútbol cubano en la actualidad.

Los santiagueros, en su cuartel general del estadio Antonio Maceo volvieron a ser un muro indescifrable para sus rivales y aprovecharon sus mejores oportunidades frente al arco contrario para llevarse un merecido triunfo, dos goles por cero, ante los muchachos del Balcón del Oriente.
A penas en el minuto 18 ya ganaban los de casa, gracias al tanto del zaguero Erick “Pocho” Rizo, su segundo del torneo, quien volvió a elevarse más que nadie en el área y mandó al fondo de las redes el balón en un tiro de esquina.
Lo de “Pocho” ya no sorprende a nadie. Es, hoy por hoy, uno de los mejores futbolistas del país. No por gusto fue el MVP del pasado torneo. El joven defensor crece cada día más y a sus seguras intervenciones en la última línea de los indómitos, también hay que sumarle la capacidad que tiene para convertir goles. Un crack.
Después de la diana inicial, los “rojinegros” mantuvieron el asedio sobre la puerta custodiada por el internacional Sandy Sánchez, pero el marcador no se movió. En tanto, los tuneros intentaron, a través de los pases largos, sorprender a la zaga de los Diablos, pero solo en par de ocasiones exigieron al portero Nelson Johnston, que volvió a tener un partido más que plácido.
Ya en el complemento ambos elencos sintieron el desgaste físico y las ocasiones de peligro comenzaron a mermar, pero los cambios del DT santiaguero Leonardo Herrero surtieron efecto y en el minuto 73, uno de los recién ingresados, Jorge “El Villa” Villalón (por suerte su lesión del primer día quedó solo en un susto), le puso medio gol en las botas al talentoso Cristian Flores, que no desperdició el “regalo” para poner el 2-0 definitivo. Una diana más que merecida para quien fue, por mucho, el mejor de los atacantes santiagueros en el choque.
“Intento aprovechar todos los minutos que me da el profesor Herrero. Aún tengo mucho que aprender y estoy muy contento de ayudar a que el equipo siga ganado partidos”, comentó Flores luego de concluido el juego.
Por otra parte, en el otro partido de la fecha en este Grupo 1, la representación de Sancti Spíritus le encendió las alarmas al estratega italiano Lorenzo Mambrini, y derrotó a La Habana, 1-0, con perforación a la cuenta de Eduard Puga.
Ahora la tabla muestra a Santiago de Cuba al frente de la llave con seis puntos. Detrás marchan abrazados espirituanos y tuneros con tres unidades, y los capitalinos son últimos con par de descalabros en igual número de presentaciones. 
El domingo será la tercera fecha con los duelos La Habana-Las Tunas (9:30 a.m.) y Santiago de Cuba-Sancti Spíritus (3:30 p.m.), siempre en la cancha del “Antonio Maceo”.

Lo Más Pegao'