Márquez se “engancha” en la lucha por el Mundial


Marc Márquez no encuentra resistencia cuando corre en Estados Unidos


Continúa el idilio de Marc Márquez con Estados Unidos. El español volvió a ganar en Indianápolis y extiende así a nueve su secuencia de victorias consecutivas en el país del “dirt track”, su gran escuela, la del derrapaje sobre tierra en sentido contrario al de las agujas del reloj, como en “Indy”.

El campeón ha ganado cada carrera que ha corrido en el país del “Tío Sam” desde 2011 (dos en Moto2 y siete en MotoGP, tres en “Indy”, tres en Texas y una en Laguna Seca), y ahora se ha reenganchado definitivamente a la pelea por el título.
La misión aún es difícil, pero no imposible, y con el recorte de nueve puntos que le metió a Valentino Rossi, finalmente tercero tras batir por su parte a Dani Pedrosa en la pelea por cerrar el podio, ahora son 56 y no 65 los puntos que les distancian en la general. Quedan ocho carreras por delante y el ilerdense continúa sin depender de él mismo, pero ya no son 10 las pruebas consecutivas que necesita ganar sino ocho, porque las dos últimas ya han sido suyas.
La de la “Capital Mundial de las Carreras” fue más ajustada y peleada de lo que se podía haber pensado en un principio, gracias a la casta y el tesón que le puso Jorge Lorenzo. El mallorquín arrancaba tercero desde la parrilla, pero fue el que mejor salió y emergió liderando tras el mogollón de las primeras dos curvas.
Tiró con todo lo imaginable y hasta con más, pero no tuvo forma de desprenderse de la incómoda compañía de Marc. Ambos se escaparon juntos y, cuando Rossi pudo deshacerse de incómodos rivales en los primeros compases, como Andrea Iannone o Bradly Smith, se plantearon dos guerras diferentes: la de la victoria entre los dos únicos campeones españoles de MotoGP, que no de la clase reina (Crivillé ya lo fue de 500cc), y la de la tercera plaza entre “El Doctor” y Pedrosa.
Le costó mucho al italiano coger la estela de Dani y, cuando le superó, se encontró con la reacción del catalán en la penúltima vuelta. Se celebró ese adelantamiento en todo el box del Repsol Honda, porque ese tercero del “26” era otro podio y por recortarle así tres puntos más al “46”, que supo devolverle la maniobra para salvar los muebles en un mal fin de semana para él en “Indy” con otro podio. Es el décimo de la temporada, tantos como carreras ha habido. 
Por delante de ellos, Márquez hizo gala de una inteligencia extraordinaria, sin importarle que fuera Lorenzo el que llevase el peso durante las primeras 24 vueltas. Esperó para su ataque, que ejecutó a tres de la conclusión, en la frenada del final de recta, y desde ahí tiró hacia la meta para recibir el banderazo con medio segundo de margen sobre el mallorquín.
Ya en el podio, celebró con alegría y señaló con el índice de su mano izquierda al cielo, para dedicar su victoria a los malogrados Dani Rivas y Bernat Martínez. Fue la tercera del curso para él y la constatación de que lo de pensar aún en el título no es ninguna broma. Sí se puede. Vaya si se puede.

Clasificación general Mundial MotoGP 2015
1. Valentino Rossi (Yamaha-195 puntos)
2. Jorge Lorenzo (Yamaha-186)
3. Marc Márquez (Honda-139)
4. Andrea Iannone (Ducati-129)
5. Bradley Smith (Yamaha-97)
6. Andrea Dovizioso (Ducati-94)
7. Dani Pedrosa (Honda-80)
8. Cal Crutchlow (Honda-74)
9. Pol Espargaró (Yamaha-73)
10. Maverick Viñales (Suzuki-62)

Lo Más Pegao'