Desde arriba todo se ve mejor


Aunque no han salido al robo, los santiagueros han corrido bien las bases


Hacía rato que las Avispas santiagueras no “volaban” tan alto en una tabla de posiciones en Series Nacionales. No importa que la temporada recién haya comenzado ni lo que los escépticos puedan opinar. Lo cierto es que la tropa “rojinegra” ha dejado entrever, en sus primeras presentaciones, que tienen armas para ganar.

Un debut por la puerta ancha -con K.O. incluido- ante Mayabeque, fue presagio de que la tropa del estratega Alcides Sánchez viene en serio esta vez. Claro, los Huracanes no son un gran medidor, pero no olviden que los indómitos suelen enredarse con equipo de los llamados “débiles”. Incluso los propios mayabequenses nos “aguaron” una clasificación. ¿Recuerdan?
Solo las pifias a la defensa y un certero pitcheo de los occidentales dieron al traste con la barrida santiaguera ante su público. En definitivas el pareo se saldó con dos victorias para los nuestros, por una de los visitantes. Si bien no fue perfecto, tampoco podemos decir que fue malo.
Así las cosas, el conjunto montañés emprendió su primera gira de la temporada. Una que los llevará a Las Tunas (del 3 al 5 de este mes en curso) y Cienfuegos (del 7 al 9), para luego regresar a sus predios del estadio Guillermón Moncada, donde recibirá la visita de los vecinos granmenses, del 11 al 13 venidero.
En el primer choque efectuado en el Balcón del Oriente cubano, las Avispas picaron, y por lo grande. Nada más y nada menos que 18 carreras le anotaron al pitcheo tunero (10 de estas en un mismo inning). La nota discordante fue que a los lanzadores “rojinegros” les marcaron 11. Así que habrá que tomar nota de lo que pueda hacer el bullpen santiaguero.
Este éxito le permitió a los “rojinegros” ubicarse en la cima de la tabla de posiciones, junto a otros cuatro elencos, todos con saldo de tres sonrisas y un descalabro. Es cierto que aún queda mucho, pero es mejor coquetear con la cima que con el sótano. ¿No creen?
Quiero compartir con ustedes algunos numeritos de este arranque. Les cuento que, después de los primeros cuatro juegos, “Santiago” es el líder colectivo de bateo del campeonato con 368 de average (53 hits en 144 veces al bate). Igualmente son líderes en dobles (13) y colíderes en bases por bolas recibidas (21). Además son sublíderes en carreras anotadas (32), total de bases recorridas (75) y slugging (521).
Sin embargo, llama la atención que los muchachos no han salido al robo en ninguna ocasión y solo se han sacrificado una vez, y fue en un fly a los jardines. Tal vez aún no ha hecho falta hacer uso de estas jugadas.
El pitcheo tuvo actuaciones de lujo de Alberto Bicet y Ulfrido García, y aunque Danny Betancourt no pudo ganar, tampoco fue muy bien defendido. Los números se empobrecieron en el festival de batazos con los tuneros, pero son buenos.
Un promedio de carreras limpias por debajo de tres (2,91), el staff que menos bases por bolas da con 10 y uno de los tres elencos que aún no ha permitido jonrones de los contrarios son las estadísticas más llamativas de un cuerpo de lanzadores que no ha podido contar con dos de sus talentos más jóvenes, Yosiel Serrano y Oscar Luis Colás, quienes forman parte del equipo Cuba sub-18, que actualmente disputa el Mundial de la categoría.
Aún queda mucho por recorrer, pero el panal ya comenzó a producir miel. Esperemos que no aparezcan los males de años pasados y al final de estos primeros 45 juegos no esté en el aire la clasificación. Y por hoy es todo. Nos vemos.

Lo Más Pegao'