2,45 metros ¿inmortales?


Javier Sotomayor es el atleta que más veces ha superado los 2,40 metros. Foto:blog.dimecuba.com


Hace exactamente 23 años, un mes y 20 días Javier Sotomayor Sanabria, El Príncipe de las Alturas de Cuba, más allá de que ahora también tenga pasaporte y ciudadanía española, saltó 2,45 metros en la ciudad ibérica de Salamanca.

Antes el estelar de Limonar, en la provincia de Matanzas, había quebrado la primacía orbital en par de ocasiones. Primero superó los 2,43m en la propia Salamanca (1988) y luego brincó 2,44m en los Campeonatos del Caribe de 1989, desarrollados en San Juan, Puerto Rico.
Por años esta marca se ha mantenido intocable, aunque una camada de jóvenes “saltamontes” parecen estar dispuestos a derribar el récord del antillano.
Pero vamos por pasos. En los registros históricos de la IAAF (fundada en el 1912) aparece que los 2,40 metros han sido vulnerados al aire libre solo 41 ocasiones. El primero en hacerlo fue el ucraniano, en aquellos tiempos soviético, Rudolf Povarnitsyn. Y es justamente el “Soto” quien más veces los ha superado, con 17 brincos válidos.
En la actualidad, el “2,45” ha sido objetivo de varios intentos de quiebre. Incluso hasta hace muy poco casi todos pensábamos que tenía los días contados, por el empuje, principalmente, del qatarí Mutaz Essa Barshim y del ucraniano Bohdan Bondarenko (ambos han saltado más de 2,40m en siete oportunidades).
Precisamente, es el asiático Barshim quien más cerca ha estado de la primacía de Sotomayor, cuando superó 2,43m el 5 de septiembre del 2014, en el Memorial Van Damme de Bruselas, Bélgica.
Allá intentó 2,46m, pero todo quedó en eso. Ese año, además, saltó otras tres veces por encima de los 2,40m. Y es que esa misma temporada se produjo un hecho insólito, ya que cinco hombres burlaron esa altura: Bondarenko (2,42), el ruso Iván Ukhov (2,41), el actual campeón olímpico canadiense Derek Drouin (2,40) y el ucraniano Andriy Protsenko.
Un año antes Bondarenko saltó 2,41m en Lausana, Suiza (4 de julio), y en el Mundial de Moscú (15 de agosto). En ambos casos intentó, sin fortuna, los 2,46m.
Días antes del campeonato planetario en tierras rusas, el 26 de julio, en la parada londinense de la Liga del Diamante venció con 2,38m. Acto seguido puso el listón en 2,43m y falló el primer ensayo. Para asombro de todos fue en sus dos últimos intentos sobre los 2,47m. Y como es lógico, en ambas fracasó.
Desde el pasado 2015 el auge se ha frenado. El líder del año fue Barshim, con 2,41m. Y no hubo ningún otro atleta por encima de 2,40m. Y en este 2016, hasta el momento es igualmente Barshim, con 2,40m. Nadie más ha llegado siquiera a esa altura que sigue siendo una barrera colosal.
Así las cosas, ya tienen algunos daticos para que puedan deliberar ustedes mismos sobre las chances que tiene el Príncipe de las Alturas de seguir con su reinado histórico.

Lo Más Pegao'