Por el Yayabo se llega a la segunda fase

El duelo entre santiagueros y espirituanos debe ser bien cerrado                            Foto: Jorge Luis Guibert


Por fin se acabó el enredo. Hubo que esperar hasta hoy viernes para saber cuáles serán los enfrentamientos en los play-off de comodines de la 58 Serie Nacional de Béisbol, pactados para iniciarse este domingo, si no hay ningún cambio de última hora.

En definitiva, y contrario a lo que muchos vaticinaban, las Avispas (sextas con 25-20) tendrán como rivales a los Gallos de Sancti Spíritus (séptimos / 24-21), que escalaron una posición en la tabla luego de los dos reveses sufridos por los Huracanes de Mayabeque (octavo / 24-21) en los duelos que tenían pendientes los occidentales.
Los mayabequenses finalizaron con similar saldo de ganados y perdidos que los espirituanos, pero estos últimos dominaron el duelo particular entre ambos, 2-1; por lo tanto, superaron en el ordenamiento final a los de la antigua provincia Habana, y de esta forma se citaron con los indómitos en el repechaje al mejor en tres desafíos. En tanto, los Huracanes tendrán que hace retumbar sus vientos ante los Industriales (quintos / 26-19).
Ahora bien, metámonos de a lleno en el choque entre Gallos y Avispas, que comenzará en casa de los primeros. En el tope que dirimieron estas novenas en la temporada regular, jugado en el “Guillermón Moncada”, salieron por la puerta ancha los del centro del país, por 2-1.
Debe ser este un enfrentamiento parejo con un poco más de poder ofensivo para los santiagueros y algo mejor de pitcheo por los espirituanos.
Si comparamos la ofensiva de ambas escuadras, nos podremos percatar que hay una ligera ventaja para los de la “tierra caliente”. Sancti Spíritus promedian para .286, con 79 extrabases (23 jonrones), 225 carreras producidas, OBP de .355 y slugging de .374.  En tanto, Santiago de Cuba batea para .290, ha conectado 121 extrabases (35 cuadrangulares), 280 veces han pisado la goma, compila OBP de .389 y slugging .424.
Si esto se comparta así, tendríamos muchas oportunidades de ganar el play-off. Pues no podemos olvidar que las Series Nacionales actuales tienen una marcada tendencia a que el bateo sea superior al pitcheo. Y a eso van a apostar el profesor Eriberto Rosales y sus muchachos.
En el bullpen el panorama es otro. Aquí están ligeramente mejor los centrales, con un promedio de carreras limpias de 3,77 por 4,34 sus rivales. A los yayaberos les batean los contrarios para .265 (21 “bambinazos”), al tiempo que a los indómitos le conectan .270 (34 vuelacercas). También son más controlados los envíos de los Gallos, que han regalado 171 bases por bolas, ante las 191 de sus rivales. Sin embargo, han ponchado más las Avispas (244 por 236).
Lo más preocupante es la defensa, porque con lo parejo que andan pitcheo y bateo, la defensa puedo marcar la diferencia, ahí las Avispas (66 errores en 1 753 lances, para .962) están muy por debajo con respecto a los Gallos (43 pifias en 1 749, .975). Y no es para menos, hablamos del quinto mejor del campeonato en fildeo contra el peor.
Aquí sobran las comparaciones. Basta con decirles que no hay ningún departamento defensivo donde los indómitos sean mejores que sus contrarios de turno. No queda de otra, habrá que apretar bien duro los guantes y ajustar los tiros a las bases, porque la clasificación se nos podría ir en una mala jugada.
Individualmente, no debe haber dudas. Si los montañeses confiarán principalmente en Ulfrido García, Alberto Bisset, Norge Carlos Vera y Danny Betancourt; los dirigidos por José Raúl Delgado se encomendarán a los envíos de Yamichel Pérez, Yoén Socarrás, Pedro Ángel Álvarez y Javier Vázquez. 
La mesa está servida señores. La segunda fase está ahí, a dos victorias, y para eso, tenemos que conquistar el Yayabo. Nos vemos en el “Guillermón”.

Lo Más Pegao'