¿El Balón pierde quilates?


El argentino Lionel Messi es el que más Balones ha ganado, con cinco. Foto:AFP


Más allá de la lesión del astro argentino Lionel Messi (estará hasta tres semanas fueras las canchas), la noticia que ha removido los cimientos del universo futbolístico en los últimos días es la separación de la revista France Football y la Fifa para entregar el prestigioso Balón de Oro al mejor jugador del mundo.

Esto provocará que los premios más importantes del planeta (dígase Balón de Oro y FIFA World Player) volverán a decidirse en dos esferas diferentes. Con este desacople, los rectores de la bola dorada harán una reformulación de sus condiciones con la intención de hacerlo más atractivo.
Con esto, la publicación francesa, que entrega el galardón desde 1956, intentará tener una votación más “imparcial”, con la idea de cortar la monotonía de ganadores que se generó con la irrupción de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi desde el 2008 hasta la actualidad.
Lo principal se dará con los jueces del premio, que ya no incluirá el voto de los capitanes y entrenadores de las selecciones nacionales. Sólo los periodistas (un representante por cada Federación reconocida por la Fifa) estarán encargados de elegir al triunfador.
Entonces volvemos a la interrogante que titula esta columna: ¿Es justa esta nueva reglamentación? Yo creo que sí. Y sin intentar imponerles mi opinión, les daré un par de ejemplos que argumentan mi afirmación.
El primer año que ambos galardones se fusionaron, en el 2010, Lionel Messi fue el distinguido, secundado por los españoles Andrés Iniesta y Xavi Hernández. Sin embargo, con las reglas que se aplicarán ahora, el ganador habría sido el holandés Wesley Sneijder, que en aquella premiación había sido el más votado por los periodistas y al final no estuvo ni siquiera en el podio.
Los que me conocen y han conversado conmigo del tema saben que siempre he considerado el del 2010 el más injusto de los cinco balones que ostenta el crack rosarino. Pues en esa temporada, Sneijder ganó el triplete con el Inter de Milán y, además, fue subcampeón del mundo con su selección, y en todos fue figura neurálgica.
Por otra parte, en la edición del 2013 fue Cristiano Ronaldo al que le tocó reír. Contando únicamente los votos de los periodistas, el ganador habría sido el extremo francés Frank Ribery, que en aquella temporada había ganado la Bundesliga, la Copa de Alemania, la Champions League y el Mundial de Clubes. Otra injusticia, por mucho que mi corazón madridista se arrugue al decirlo.  
Entre otras medidas, se explicó que el ganador se anunciará antes de fin de año (la gala siempre era en enero) y que el voto se realizará a partir de una lista de 30 jugadores (antes eran 23). Además, el suspenso se mantendrá hasta el final, ya que no habrá una etapa intermedia como en el pasado en el que quedaba una terna con los candidatos. ¿Y ustedes, ya tienen su favorito?

Lo Más Pegao'