Tres que valen por todo un pueblo




Omara Durand corre acompañada por el guía Yuniol Kindelán. Foto:Calixto N. Llanes

¿Quién duda que los tres atletas indómitos que forman parte de la delegación cubana a los Juegos Paralímpicos Río 2016 regresarán repletos de oro? Basta con echarle un vistazo a sus amplias hojas de ruta y nos percataremos que este trío puede aportar casi un tercio de los premios a los que aspira Cuba en el evento.

La Mayor de las Antillas asistirá a la cita con 23 representantes y desfilará por el “Maracaná” encabezada por la estelar indómita Omara Durand, quien nuevamente tendrá la honrosa misión de lucir la bandera de la estrella solitaria en la ceremonia de apertura.
De los 23 deportes convocados en esta edición, la isla competirá solo en cinco. El atletismo será el deporte más representado, con 12 exponentes. Le sigue el judo con cinco, mientras que la natación llevará tres, el levantamiento de pesas dos y Damián López será el único ciclista.
En estas mismas disciplinas se concursó hace cuatro años, en Londres. Entonces, con igual cantidad de deportistas se conquistaron 17 medallas: nueve títulos, cinco preseas de plata y tres de bronce. Esa cosecha llevó a la nave antillana hasta el lugar 15 del medallero por países, lo mejor de su historia.
Con respecto a los tres mosqueteros de esta “tierra caliente”, comencemos por la abanderada, quien buscará mantener sus coronas obtenidas en la capital británica en los 100 y 200 metros planos categoría T-12 (débil visual), y sumar otra en la vuelta al óvalo.
Omara tuvo su mejor temporada en el pasado 2015. Primero se colgó tres preseas áureas en los Parapanamericanos de Toronto (100, 200 y 400 metros) y luego repitió la dosis en el Mundial de Doha, Catar, a pesar de estrenarse en carreras acompañada por el guía Yúniol Kindelán, lo cual no impidió que implantara récord planetario en las tres distancias. No por gusto fue incluida entre las seis atletas del mundo nominadas al Premio Laureus en la categoría de Mejor Deportista discapacitado del año, algo completamente inédito para un cubano.
Salvo sorpresa, y a juzgar por su excelente estado físico, Durand debe subir a lo más alto del podio en estas mismas pruebas.

Yunidis buscará entrar en la exclusiva lista de campeones en tres Juegos diferentes. Foto:cubahora.cu

Semejante cosecha podría obtener la multilaureada Yunidis Castillo, quien ya sabe lo que es ganar las tres carreras antes mencionadas en Paralimpiadas, e incluso, en el caso de los 100 y 200 metros, por partida doble.
La Hija del Viento y el discóbolo granmense Leonardo Díaz podría convertirse en “Río” en medallistas de oro en tres Juegos distintos, pues ya ganaron coronas en Beijing 2008 y Londres 2012. De revalidar sus cetros, entrarían en el mismo estatus de los tricampeones olímpicos convencionales Teófilo Stevenson, Félix Savón y Mijaín López, aunque en número de preseas la santiaguera los supera a todos, porque acumula cinco títulos.
Esta vez podrían ser cuatro de un golpe, pues la propia Yunidis ya aseguró que estará también en el salto largo. Todas sus pruebas en la categoría T-46 (amputado de un miembro superior).
Por otra parte, en el tatami Jorge “La Sombra” Hierrezuelo tendrá la dura misión de revalidar su condición de monarca paralímpico. Pero calidad es lo que le sobra al indómito para salir airoso.

Jorge Hierrezuelo ganó el oro en Londres 2012. Foto:cubadebate.cu

Otros que deben aportar premios para Cuba son los corredores Leinier Savón, Valerys Larrondo y Ethián Calderón; así como el nadador Lorenzo Pérez, submonarca de la edición anterior y recordista del orbe en los 100 metros estilo libre S6. Igualmente salen con grandes posibilidades de podio los judocas Dalidaivis Rodríguez y Yangaliny Jiménez.
En el horizonte se dejan ver unos Juegos Paralímpicos que bien pueden ser fabulosos para Cuba. Dejemos, entonces, que sean los escenarios de competencia quienes digan la última palabra.

Lo Más Pegao'