Martillazo en Catalunya (+video)

Jorge Lorenzo ganó su segunda carrera consecutiva con la Ducati                    Foto: motogp.com


El huracán Lorenzo está desatado y arrasa con tanta fuerza a lomos de la Ducati como solía hacerlo en sus mejores tiempos con la Yamaha. El mallorquín ha dado otro martillazo vestido de rojo, muy similar al que ya ejecutara en Mugello hace dos semanas.

Esta vez ha sido en Montmeló, donde el único “pero” que se le puede poner es que no ha dominado de principio a fin, como más le gusta, porque se le coló Marc Márquez delante en la primera vuelta.
El “99” salía desde la pole y sólo se complicó la carrera en las primeras curvas, porque le superó Marc de entrada y también un correoso Andrea Iannone. Al de Suzuki le duró muy poco el empuje, porque iba por encima de sus posibilidades.
Intentó adelantar a la Honda en la frenada del estadio, en la curva 10, pero lo hizo colado, con lo que Márquez recuperó inmediatamente la posición y Lorenzo aprovechó también para superarle. Ahí Jorge ya sólo tenía por delante a Marc y le pasó con solvencia en la recta y apurando luego bien la frenada.
Era el segundo giro y el panorama se presentaba muy parecido al del año anterior, sólo que con Lorenzo por delante de Márquez en lugar de Dovizioso. En esa época Andrea era el número uno de Ducati y ahora mismo, por sensaciones y resultados, ya lo es el pentacampeón.
Las tornas han cambiado, porque son ya dos victorias las que lleva el español este año por una sola del italiano (Qatar), así que eso le sitúa justo por delante en la general de su compañero de box, con el que está empatado a 66 puntos. A esto ha ayudado, claro, la caída de Andrea cuando marchaba tercero en la novena vuelta, viajando a 1.5 segundos del primero y a 1.3 segundos del segundo.
En cuanto a Márquez, el segundo puesto es gloria bendita, porque sale más líder de un circuito en el que tiene tendencia a sufrir. Llegaba con 23 puntos sobre Rossi y se va con 27 respecto al italiano, que sigue siendo segundo después de otro tercero como el de Italia.
Salía séptimo y pisó podio. Lo normal en él, como normal también es ya que su compañero Maverick Viñales pinche en cada salida. Arrancaba cuarto y salió décimo de la primera curva. Luego remontó hasta la sexta plaza, a una décima del quinto puesto de Dani Pedrosa, y sabe que no puede correr dando tantas ventajas a sus rivales.
Al que tampoco le dio tiempo a cazar fue a Cal Crutchlow, que acabó cuarto una buena remontada desde la novena plaza de los primeros compases.
El que no acabó la carrera al incendiársele la moto fue Tito Rabat, que se vio obligado a saltar de su Ducati al ver una bola de fuego bajo su trasero en el final de recta. Alex Rins también abandonó por avería en la Suzuki y se cayeron Mikha Kallio, Guintoli, Thomas Luthi, Aleix Espargaró, Julian Simeon, Dovizioso, Takaaki Nakagami, Bradl Smith, Franco Morbidelli y Syahrin.
En la vuelta de honor, Lorenzo recogió un martillo, el que simboliza su ritmo constante vuelta a vuelta cuando se siente cómodo, como ahora con una Ducati con la que lleva dos victorias seguidas y con la que amenaza conseguir aún más antes de emigrar al box del Repsol Honda al acabar 2018.
Vaya vista que ha tenido Claudio Domenicali, al que no hace mucho el español le recordó en la sala de prensa que era todo un campeón y se lo sigue demostrando en la pista.


Clasificación general del Mundial de MotoGP 2018
1-Marc Márquez (Honda/115 puntos)
2-Valentino Rossi (Yamaha/88)
3-Maverick Viñales (Yamaha/77)
4-Johann Zarco (Yamaha/73)
5-Danilo Petrucci (Ducati/71)
6-Cal Crutchlow (Honda/69)
7-Andrea Iannone (Suzuki/66)
8-Andrea Dovizioso (Ducati/66)
9-Jorge Lorenzo (Ducati/66)
10-Jack Miller (Ducati/49)

Lo Más Pegao'