Márquez se la jugó y ganó



Marc Márquez apostó por una estrategia agresiva y le funcionó. Foto:AFP


En el 2013, en Australia, un error del equipo Repsol Honda le valió a Marc Márquez la bandera negra que le descalificaba. Al final aquello quedó en el olvido con la celebración de un primer título al que le siguió un segundo y ahora ya se permite el lujo de dar lecciones de estrategia a los demás.

Se ha visto en Sachsenring, escenario de la prueba más caótica de la temporada, porque arrancó en mojado y terminó con carril de seco, con numerosas incidencias, cambios de moto y un Márquez que mostró una perfecta sincronización con su equipo, muy superior al de su competencia.
Con el asfalto mojado, era Danilo Petrucci el que lideraba después de los primeros escarceos, con Marc perdiendo posiciones, tanto como para bajar hasta la sexta plaza y sufrir una salida de pista escalofriante en la décima vuelta.
Salvó la caída de milagro y en el regreso ya tenía claro que debería entrar a cambiar de moto en cuanto pudiera. Ahí le esperaba la que había estrellado y destrozado por la mañana en el warm-up, reparada a tiempo por sus mecánicos y con slick de seco.
El primer movimiento en boxes lo hizo en la decimotercera vuelta Andrea Iannone, que rodaba por delante de Márquez en esos momentos, pero su cambio fue conservador y salió con neumáticos intermedios.
Marc lo haría cuatro vueltas después y en el paso por meta previo ya avisó al equipo con un gesto con la mano que entraría a la siguiente. Además, a una curva del final repetía la señal porque a pie de pista se encuentra Roger Van der Borght, que alertó al box que mantenía la idea del cambio.
En ese momento era una decisión arriesgada, porque había carril, pero exigía mucho cuidado, lo que no impedía que fuera rodando más rápido que la cabeza, que era ocupada por Andrea Dovizioso, que había heredado el liderato por la caída de Petrucci, y le perseguía Valentino Rossi.
El grupo de cabeza, en el que también viajaban Jack Miller y Héctor Barberá, optó por el cambio seis vueltas después de Marc. Desde el muro los equipos hacían indicaciones a Dovizioso y Rossi, para que cambiaran de moto, pero estos retrasaron mucho su entrada, con la esperanza -en el caso de Valentino- de que le hubiesen montado gomas de seco en la segunda moto.
No lo tenían hablado como en el equipo de Márquez y se encontró que, como todo ese pelotón, tenía que regresar con los intermedios.
Fue su perdición. Mientras estaban en pista antes del cambio Marc ya les quitaba seis segundos por vuelta y al final no pudieron verle el pelo tras el paso por boxes. Sólo Miller se quedó en la pista con la esperanza de llegar hasta el final, pero el ilerdense lo pulverizó.
Rodando ya en cabeza, sin nadie que amenazara su victoria, estaba por ver quiénes serían sus acompañantes en el podio.
Al final fueron Cal Crutchlow, que venía envenenado, y Dovizioso, a 10 segundos del ganador. Luego cruzaban la meta Scott Redding, Andrea Iannone y Dani Pedrosa, con la misma estrategia que su compañero, aunque con peor resultado, Miller, Rossi, Barberá y Bautista completando las 10 primeras plazas.
Fue un resultado malísimo para Valentino, pero aún peor para un Jorge Lorenzo en plena crisis de confianza, capaz de rascar sólo el puntito de la decimoquinta plaza. De ese modo se queda a 48 unidades de distancia de Márquez, que también le saca otra barbaridad a Rossi (59) cuando sólo se han disputado la mitad de las carreras.
Si no pasa nada extraño, el Mundial irá para la colección personal de Marc Márquez, que se la jugó y ganó.

Clasificación del Mundial de MotoGP 2016:
1.Marc Márquez (Honda/170 puntos)
2.Jorge Lorenzo (Yamaha/122)
3.Valentino Rossi (Yamaha/111)
4.Dani Pedrosa (Honda/96)
5.Máverick Viñales (Suzuki/83)
6.Pol Espargaró (Yamaha/72)
7.Héctor Barbera (Ducati/65)
8.Andrea Iannone (Ducati/63)
9.Andrea Dovizioso (Ducati/59)
10.Eugene Laverty (Ducati/53)

Lo Más Pegao'