Dentro del avispero (II)


La tercera base parece ser el gran acertijo del infield de las Avispas. Foto:Jorge Matos

En la primera parte de este trabajo les comentaba que el manager de las Avispas de Santiago de Cuba, Reutilio Hurtado, tenía varias opciones a la hora de elegir al receptor titular del elenco. Sin embargo, en el infield la cuestión parece más compleja.
Los jugadores que tendrán a su cargo la defensa del diamante promedian para un 26,6 de edad. En gran parte debido a la presencia del veteranísimo Pedro Poll, por mucho el “abuelo” del equipo con 43 abriles ya cumplidos. Aunque también es el área donde más novatos se acumulan (cuatro de los siete de la nómina), y a esto hay que sumar dos atletas con menos de tres Series.
La novena “rojinegra” no tiene una gran línea central que digamos, pues carece de una combinación de segunda base-short stop de esas que te hacen saltar del asiento con sus jugadas y pivoteos. De hecho, es el campo corto la posición donde se concentran la mayor cantidad de errores del elenco en las últimas campañas.
El regreso del siempre útil Maykel Castellanos en la pasada edición del certamen hizo que la dirección de los montañeses no dudara dos veces en entregarle los galones como parador corto. Este año no parece que eso vaya a variar, menos si la competencia son muchachos poco experimentados, como los sub-23 Fabricio Miniet y Santiago Torres.
Más a favor de Castellanos es que tiene todas las papeletas para ocupar el puesto de hombre proa en la alineación ofensiva del equipo.
A su lado, en el segundo cojín, debe estar nuevamente Yessander Rodríguez. El pelotero-softbolista vivirá su tercera temporada en la máxima categoría del béisbol cubano y sus desplazamientos ágiles a la defensa, así como su velocidad en el corrido de las bases y el buen tacto con el madero hacen que le ganen la partida al jovencito Santiago Torres y al novato Roberto Noguerol.
Para último dejé las esquinas, que viven realidades completamente disparejas.
La inicial tiene un claro nombre: Pedro Poll. Aunque por ahí podrían pasar el talentoso Oscar Luis Colás y Lionar Kindelán, hijo del otrora jonronero Orestes Kindelán.
Sin embargo, Colás solo podrá estar con el equipo los primeros partidos, ya que en los últimos días de agosto debe incorporarse a los entrenamientos de la preselección nacional sub-18, que disputará el Campeonato Panamericano en octubre venidero.
Edilse Silva también puede jugar la primera base, pero eso significaría dejar a un lado el desarrollo de Kindelán como pelotero. Y no podemos olvidar que el futuro de la inicial santiaguera es él.
En tanto, la antesala parece que será defendida por un novato, pues el casting lo componen Dasiel Sevila y Emilio Torres, ambos debutantes en Series Nacionales. 
Si me preguntan, yo me inclino por Sevila que viene más afilado de la Sub-23. De todas formas, ambos son un acertijo y estoy casi seguro que por la llamada “esquina caliente” desfilarán más de uno o dos hombres. Ojalá no.

Lo Más Pegao'