ADN de campeona



Claudia Despaigne es una de las jóvenes promesas del taekwondo cubano. Foto:Rosa Panadero


La santiaguera Claudia Despaigne Parra tiene apenas 14 años de edad y sin pestañear reconoce que la práctica del taekwondo es una pieza indisoluble en su vida.

“Soy muy aficionada a esta disciplina deportiva. Me encanta. Te puedo asegurar que es parte indispensable de mi vida y por eso me esfuerzo cada día para ser la mejor”, confesó la joven atleta.
Originaria del populoso centro urbano José Martí, de la ciudad de Santiago de Cuba, la talentosa pateadora compartió algunas de sus vivencias con Tiempo Extra.
“Comencé a practicar deportes en tercer grado (ocho años de edad), pero en voleibol. Sin embargo, por situaciones que a veces se presentan en la vida, me aparté de este y entonces me motivé por el taekwondo, sobre todo, gracias al profesor Irais Ríos”, rememoró Claudia.
Señaló además que: “En las primeras competencias no tuve grandes resultados, pero eso me impulsó a prepararme y comencé a destacarme por mi técnica, muy elogiada por varios entrenadores”.
Sobre su llegada a la Escuela de Iniciación Deportiva Capitán Orestes Acosta, recordó Despaigne Parra: “En sexto grado comenzaron a hacer captaciones en el área donde entrenaba. El profesor Jorge Luis Griñán me captó y en séptimo grado ingresé a la Eide”.
Mencionó asimismo que: “Tuve bastante entrenamiento, pues a pesar de que era alumna de nuevo ingreso, debía incorporarme de inmediato al equipo que participaría en la edición de los Juegos Escolares del año 2015. Inicié en la división de los 50 kilogramos y fui subcampeona nacional, lo cual consideré un gran logro en ese momento. Un curso después, en el mismo peso, alcancé la medalla de oro”.
En la presente edición de los Juegos Escolares Nacionales, y a partir de sus excelentes resultados, Claudia Despaigne Parra cambió a los 53 “kilos”. Sus actuaciones estelares la llevaron a coronarse, además de ser reconocida en el Cuadro de Honor del torneo como la Atleta Más Técnica.
“Ya fui declarada perspectiva inmediata y eso es un importante paso inicial para lograr mis objetivos. En estos momentos soy alumna del profesor Alberto Montoya, con el apoyo de la medallista bronce olímpica en Beijing 2008, Dainellis Montejo, a quien tengo como inspiración, pues quisiera llegar a su nivel, e incluso superarla”, acentuó pícara Despaigne Parra.
Conocedora de la rica historia del taekwondo en Cuba, y es especial en la provincia santiaguera, aludió: “Nosotros tenemos ejemplos de atletas como Mirna Hechavarría, Tahimí Castellanos, Yania Solzano, Robelis Despaigne, Rafael Alba, y por supuesto Ángel Valodia Matos, que pusieron en alto el nombre de Cuba. Hasta donde ellos llegaron, quiero llegar yo”.
Pero esto no esto no es todo. Los logros deportivos de Claudia han venido acompañados de resultados docentes destacados: “Ya terminé noveno grado y obtuve el tercer lugar en el escalafón. Además, me reconocieron como la estudiante más destacada del curso”, indicó orgullosa.
Una joven campeona por naturaleza, de hablar pausado, pero que no duda en expresar sus metas: “Todos mis resultados se los dedico a mis profesores, que han hecho un trabajo inmenso conmigo, y por supuesto a mi familia. Mi mayor deseo es llegar al equipo nacional, representar a ‘Santiago’, a Cuba, y ganar medallas. Sé que implica un gran sacrificio, pero estoy dispuesta a hacerlo, incluso podría llegar mucho más allá, porque también soy apasionada de la medicina deportiva”, concluyó.

Lo Más Pegao'