¡Terceros muchachos, terceros!

Las Avispas son uno de los equipos que más corredores pone en circulación en la Serie          Foto: Daniel Houdayer


Atrás quedó la primera mitad del calendario regular de la 58 Serie Nacional de Béisbol, en su fase inicial, y las Avispas de Santiago de Cuba, para beneplácito de sus parciales, están metidas de a lleno en la pelea por la clasificación.

La tropa dirigida por el estratega Eriberto Rosales ha derrochado coraje sobre los terrenos de juego, y gracias a esa voluntad de no dar por perdido ningún juego hasta que se consume el out 27, han rescatado varios partidos entre los innings ocho y nueve.
Algo me ha gustado de este nuevo proyecto: si por un lado se le presentan carencias, en otro encuentran soluciones. Los santiagueros no han llegado hasta donde están en alfombra roja.  Por lo contrario, son varios los inconvenientes que han sorteado los montañeses para amanecer hoy en el tercer lugar de la tabla, con balance de 16-10.
Una defensa deficiente (32 pifias en 26 partidos, para average de .969, dos rayitas por debajo de la media del torneo), errores tácticos en momentos puntuales (esos que no van a los libros, pero que te llevan a resultados adversos), la carencia de una rotación de abridores estable (esperemos que esta se acomode un poco con el regreso de Ulfrido García) y la dificultad de mantener un paso victorioso en casa (juegan para 6-6), son –en mi opinión- los principales males que ha padecido la novena “rojinegra”.
También es posible que después de lo antes mencionado usted se pregunte: cómo un elenco con todas estas deficiencias puede tener balance positivo de ganados y perdidos, y ahora mismo ocupe uno de los puestos de clasificación directa a la segunda vuelta del torneo, a solo juego y medio del líder, Ciego de Ávila (18-9).
Bueno, pues resulta que los santiagueros han compensado todo eso con un bateo colectivo que promedia .292 (quintos de una lid donde la media es de .284), con OBP de .391 (terceros) y slugging de .414 (quintos).
De los bates indómitos han salido, además, 45 dobles (terceros) y 18 jonrones (sextos); al tiempo que han producido 168 carreras (segundos) y en 126 oportunidades una Avispa ha anclado en la primera base por boleto. Tal vez el dato más negativo es que son segundas de la Serie en ponches tomados, con 150.
¿Pero, saben qué? Con corredores en circulación promedian .321 (cuartos), de esos 18 vuelacercas, 14 han llegado con al menos un santiaguero a bordo. El equipo ha pegado 256 imparables y de estos, 144 han sido con alguien en base, o sea, más de la mitad de sus hits han sido con hombres en las almohadillas.
Y hago énfasis en estos importantes datos, porque si de algo habían padecido los montañeses en las últimas temporadas, era de dejar una buena cantidad corredores a la espera de una conexión oportuna.
Fuera de la ofensiva creo que lo más resaltable ha sido Alberto Bisset, el incombustible Bisset, que ya anda por cinco victorias, con un solitario revés. El veterano ha sido el hombre grande del staff “rojinegro”, con efectividad de 1,63; WHIP de 1,22; par de lechadas y un juego salvado. Sin duda, el palmero, y Danny Betancourt, que con sus salidas en falso y todo, anda por cuatro ganados y uno salvado, han sostenido el pitcheo indómito.
Ahora bien, analicemos qué le queda a Santiago de Cuba por delante para consumar la tan anhelada clasificación.
Los de la “tierra caliente” ya enfrentaron a los elencos que andan en las primeras posiciones del campeonato. Por lo tanto, las seis subseries que les restan son ante conjuntos que de mitad de tabla o un poquito más abajo, pero algunos de estos están metidos en la pelea por avanzar, como son el caso de Holguín, Mayabeque y Sancti Spíritus, así que todo cuidado es poco.
Desde hoy sábado “Santiago” enfrentará en tierras del río del Guaso a los Indios guantanameros, un equipo que comenzó con buen paso, pero que ha perdido aliento en sus últimas presentaciones y actualmente ancla décimo con 13-14.
Importante será para los muchachos sacar un saldo favorable en su visita al “Nguyen Van Troi” para mantenerse en la pelea por estar entre los cuatro primeros, ya que después de concluido este tope tendrán un peligroso enfrentamiento en casa, ante los Cachorros holguineros, que ahora mismo son sextos, con 15-11.
Si me preguntan, creo que con jugar para un 50% de efectividad, o sea, ganar la mitad de los partidos que les restan, los santiagueros estarán como mínimo en los play-off de comodines. Y quién sabe si un poco más allá. Nos vemos en el "Guillermón".

Lo Más Pegao'