Cuestión de tiempo



Eddy Gelkis (derecha) anotó un doblete ante Cienfuegos. Fotos:Guibert


Los Diablos Rojos de Santiago de Cuba mantuvieron el mismo paso desaforado hacia la clasificación luego de reanudarse la 102 Liga Cubana de Fútbol y ahora, con el aliento de su hinchada, conseguir el boleto hacia la etapa decisiva parece ser cuestión de tiempo.

En su duelo más reciente, a los pupilos del DT Lorenzo Mambrini se les vio algo ansiosos durante los primeros minutos del choque ante los Marineros de Cienfuegos (ganado por los indómitos 3-0). Algo normal, pues era el debut en casa en la actual temporada.
En esos momentos de desconcentración aparecieron las mejores opciones de los cienfuegueros de inaugurar el marcador (llegaron a estrellar un balón en el travesaño), pero no lograron perforar la invicta valla del arquero Nelson Johnston (ya son siete partidos consecutivos con la puerta en cero).

Erick "Pocho" Rizo ha sido un muro en la zaga santiaguera

Y como “Santiago” es “Santiago”, la sacudida los espabiló y comenzó a maquinarse el asedio hacia el arco rival. Fue entonces que resurgió Eddy Gelkis Olivares, que instantes antes había fallado un mano a mano con el portero sureño, y mandó a guardar la esférica en el minuto 26, tras un cobro de falta magistralmente ejecutado por el lateral Jorge Figueras.
La diana fue un alivio para el ariete “rojinegro”, quien no pudo anotar en la primera fase, que se jugó en la Perla del Sur. Pero era su tarde y el muchacho no desaprovechó la confianza que Mambrini depositó en él, y poco antes del descanso, en el 43’, se apuntó su segundo gol del torneo y del partido.
El resto fue puro trámite y siempre dio tiempo para analizar una de las nuevas ideas salidas de la pizarra del estratega italiano: la defensa con línea de tres, con carrileros de mucho más recorrido y los volantes reconvertidos en interiores.
Una propuesta interesante, pues aprovecha la calidad de un jugador como el experimentado Reynier Martínez Massó para cerrar la zaga, dota al elenco de mayor solidez defensiva (si se puede un poco más) y favorece a los delanteros para lanzar contragolpes peligrosos y efectivos.

Los Diablos Rojos debutaron en casa con su once estrella

Precisamente, en uno de estos fogonazos llegó el tercer tanto de los Diablos, salido de las botas de Jorge “El Villa” Villalón, con la cual dio alcance a Pablo Ramón “Takechi” Labrada, como máximos anotadores del equipo, con tres goles cada uno.
La victoria consolidó aún más a los santiagueros en la cima del grupo C, invictos con cinco éxitos y dos empates (17 puntos), con 13 perforaciones a favor y, lo más sorprendente, ninguna en contra.
Detrás, alejado con nueve unidades, está Isla de la Juventud, que no pudo pasar del empate a cero con La Habana. En ocho rayitas quedaron los cienfuegueros, y para el cierre están los capitalinos, con cuatro. 
Este sábado, en el primer horario (9:30 a.m.), se las verán en un choque de vital importancia -por cómo está la clasificación- “La Isla” y Cienfuegos. En tanto, Santiago de Cuba buscará dar un paso más hacia la hexagonal final ante los alicaídos habaneros, desde las 4:00 p.m., siempre en la cancha del estadio Antonio Maceo, de la Ciudad Héroe.

Lo Más Pegao'