Vuelve la acción a la Liga Cubana de Fútbol


Jorge Kindelán (izquierda) es uno de los fijos en el once regular santiaguero. Foto: Guibert


Los Diablos Rojos de Santiago de Cuba debutarán ante su público en la actual temporada una vez que comience a rodar el balón, este jueves, en la segunda fase de la 102 Liga Cubana de Fútbol.

Para esta etapa, la Ciudad Héroe servirá de sede para las acciones del grupo C, en el cual compiten, junto a los locales, las selecciones de Cienfuegos, Isla de la Juventud y La Habana.
En la primera parte de la lid, los indómitos dominaron la llave con acumulado de 14 puntos, el mejor de los 12 elencos participantes en el torneo, y lo más llamativo, con 10 goles a favor y ninguno en contra. El único que logró semejantes números en todo el certamen.
Detrás de los santiagueros se ubican isleños y cienfuegueros, con ocho unidades, aunque con ligera ventaja para los de la isla más joven por diferencia de goles. Para la última plaza quedan unos desconocidos capitalinos (2), que salían –junto a los “rojinegros”- como los favoritos a avanzar por esta agrupación en los pronósticos pre-competencia.
En cuanto a los líderes anotadores, la tabla es comandada por el avileño Joan Carlos Cassola, con cinco perforaciones; seguido por el isleño Yoandir Puga (4) y un cuarteto entre los que se incluye el santiaguero Pablo Ramón “Takechi” Labrada, con tres dianas.
Los otros grupos marchan de la siguiente forma: A: Villa Clara (11), Sancti Spíritus (8), Granma (8) y Las Tunas (5). B: Ciego de Ávila (10), Camagüey (8), Artemisa (6) y Guantánamo (4). Les recuerdo que a la hexagonal final solo avanzarán los dos primeros de cada apartado.
Ya refrescada la memoria, hablemos ahora de lo que necesita la tropa del italiano Lorenzo Mambrini para completar su clasificación a la etapa decisiva.
El míster solo hizo dos retoques con respecto a los 18 que viajaron a la Perla del Sur. El experimentado Reynier Martínez Massó entra en lugar del lesionado Yasmany Feraud, al tiempo que Andri Mengual ocupará la vacante dejada por el refuerzo pinareño José Ciprián.
Así las cosas, el once titular no debe diferenciarse mucho del utilizado por el estratega transalpino en los partidos anteriores, con Nelson Johnston en el arco, cuatro defensas que en ocasiones se convierten en una línea de tres formada por Jorge Figueras, Erick “Pocho” Rizo, Yosel Perdomo y Lionnis “Pumba” Martínez, este último recuperado de las molestias físicas que le aquejaron en la primera fase.
La media cancha será para el capitán del elenco Jorge Kindelán, Rolando “Pitín” Abreu, Joan Orma y el pinareño Lázaro Castro. En la delantera es donde podría haber cambios, pues la dupla titular casi siempre estuvo formada por Jorge “El Villa” Villalón y Eddy Gelkis Olivares, pero el momento de forma que vive Labrada, líder goleador del equipo, puede hacer que Mambrini mueva fichas.
Realmente, la situación en la tabla es cómoda para los Diablos, y si sumamos que como locales son uno de los mejores elencos del país, más lo hecho en la etapa anterior, podríamos afirmar que solo una debacle provocaría que los indómitos quedaran fuera de la hexagonal final.
Pero en el fútbol nada está escrito y las cosas no llegan solo por merecerlas. Así que lo mejor será que se materialice la clasificación lo más pronto posible para evitar sorpresas y poder repartir mejor el gasto de energías, pues les recuerdo que en esta segunda vuelta también se jugará un día sí y otro no. 
Según confirmó la dirección de la Comisión Provincial de Fútbol, los juegos se desarrollarán en la cancha del estadio Antonio Maceo, y para este jueves rivalizarán La Habana-Isla de la Juventud (9:30 a.m.) y Santiago de Cuba-Cienfuegos (4:00 p.m.). El propio ente rector adelantó que los santiagueros siempre jugarán en el segundo de los dos horarios antes mencionados.

Lo Más Pegao'