¿El año de los Halcones?




Con gran entusiasmo recibió la afición cubana el inicio de la Liga Superior de Baloncesto, para uno y otro sexo, la cual deparó en sus primeras subseries suerte dispareja para los conjuntos de Santiago de Cuba.

Mientras que las mujeres fueron superadas en par de ocasiones por su similar de Sancti Spíritus, los hombres “pasaron las escoba” sin contratiempos al debutante Las Tunas, y lanzaron desde temprano su candidatura al título del principal torneo de las canastas en nuestro país.
Los Halcones santiagueros, que no sumaron refuerzos a su nómina para este certamen, confiarán en el talento de sus principales hombres, encabezados por los espigados Javier Jústiz, Eddy Nelson Hechavarría y Esteban Martínez.
El juego desplegado por estos ante un elenco complicado como el tunero y la experiencia que ha ganado el plantel santiaguero en las últimas ediciones, dan riendas sueltas para que sus parciales se aferren a la idea de verlos envueltos en la discusión de las medallas, luego de que hace un año dejaran escapar esa oportunidad a última hora.
Dando paso a lo ocurrido en el tabloncillo de la sala polivalente Alejandro Urgellés, de esta Ciudad Héroe, el conjunto “rojinegro” superó al representativo del Balcón del Oriente cubano con marcadores de 98-91 y 84-65.
La “voz cantante” en la ofensiva de los locales la llevó el pivot Eddy Nelson Hechavarría, quien  fulminó a los visitantes con 62 puntos en la subserie. Esteban Martínez también brilló, mientras que Jústiz estuvo inmenso bajo las tablas.
La cara opuesta fueron las chicas, quienes se mostraron muy lejos de su verdadero nivel y fueron arrasadas inexplicablemente por Sancti Spíritus, con pizarras finales de 87-77 y 72-62.
El juego “eléctrico” de las actuales subcampeonas nacionales no ha tenido la eficacia de otras temporadas, y al parecer extrañan en demasía el aporte de la estelar Oyanaisi Gelis, pues la también internacional Isneidi Casanova aún no encuentra quién pueda secundarla en el ataque, y todo no puede recaer sobre la explosiva base organizadora.
Mucho tendrán que arreglar las orientales si quieren aspirar a entrar a los play-off. Pero bueno, aún les queda tiempo y por historia y calidad las santiagueras se han ganado el derecho a que se les tenga confianza para revertir este inicio desacertado.
Las selecciones santiagueras jugarán sus próximos compromisos particulares frente a sus opuestos de Camagüey, en uno y otro sexo, en la misma sede de la sala polivalente Alejandro Urgellés, en pareos que tienen pactados para mañana viernes y el próximo sábado.

Lo Más Pegao'