Prohibido descender




Prohibido descender, ese debe ser el principal mensaje para la selección santiaguera de fútbol que inicia este sábado su andar en la edición 100 del Campeonato Nacional del balompié cubano, el torneo más añejo de Cuba, el cual servirá como cantera principal para armar las selecciones nacionales de las diferentes categorías.

La cancha de la Formadora de Maestros espirituana será el escenario del debut de los santiagueros, una vez que el sorteo se comportó “caprichoso” con los nuestros, repartiéndoles un inicio con cuatro partidos consecutivos fuera de casa. Un periplo que, además de la visita a la tierra del Yayabo, incluye visitas al 12 veces campeón Villa Clara, al actual monarca Ciego de Ávila y al siempre complicado Cienfuegos. ¡Casi nada!
Una prueba más que complicada desde el mismo inicio para los “rojinegros”, que medirá las posibilidades reales de los dirigidos por el profesor Orlando Semanat, quienes retornaron –tras cuatro años de ausencia- a la máxima categoría del fútbol nacional.
“Lo importantes ahora es romper el hielo con un resultado positivo. Los muchachos están ansiosos y la mayoría de ellos no han competido nunca en la Primera División, pero confiamos en la preparación que hemos hecho para tener una buena actuación y por qué no, pensar en la posibilidad de una medalla”, comentó Semanat.
Para ayudar a la causa indómita, el alto mando santiaguero sumó a dos refuerzos en el área del ataque.
“Valoramos las opciones que habían en la bolsa de refuerzos y decidimos fortalecer la delantera, pues nuestra defensa demostró en el Torneo de Ascenso que es una de las más eficientes del país. Decidimos convocar al delantero granmense Yasnier La Rosa y al volante ofensivo de Mayabeque, Juan Omar Serma, quienes nos deben ayudar a aumentar el poder ofensivo del conjunto”, explicó el técnico.
La noticia negativa para los santiagueros es que no podrán contar con su estelar mediocampista Carlos Domingo Francisco, quien no estará disponible en los primeros partidos a causa de una lesión en el brazo derecho, aunque según afirmó Semanat, está entrenando con el resto del equipo y para la cuarta jornada ya debe estar listo para jugar.
Ya no hay tiempo para más, el balón rodará desde este fin de semana en cinco canchas de Cuba en un torneo que tendrá sus jornadas competitivas los sábados y en el cual jugarán las principales figuras del patio.
Para los santiagueros será la posibilidad de volver a regodearse entre los principales elencos del país, lo cual no quiere decir que iremos de “paseo”. Los muchachos saldrán a competir y a imponer su juego, ese que los trajo de vuelta a la Primera División y en el que confiamos para mantenernos a este nivel por mucho tiempo.

Lo Más Pegao'