Sueños custodiados entre paredes




La pelota vasca en una de las tantas tradiciones insertadas en Cuba durante el colonialismo español. Sin embargo, no fue hasta 1986 que nuestro país obtuvo su primera medalla en campeonatos del mundo.

Son entre 20 y 30 metros planos de concreto fundido, custodiados por tres inmensas paredes sin techo. Una sencilla estructura verde que acompaña a cuanto club, escuela, playa o centro deportivo surgido en la Isla durante los siglos XIX y XX.
En Santiago de Cuba la pelota vasca dio sus primeros pasos en los años 80 de la pasada centuria, obteniéndose preseas a nivel nacional en la modalidad de frontenis, en uno y otro sexo. Resultados que fueron en aumento con el paso de los años y afirmaron a nuestra provincia como una de las potencias de este deporte en el patio.
Cada mañana, los primeros rayos del Sol que tocan la Ciudad Héroe encuentran al profesor Orlando Regueiro Muñoz junto a sus alumnos en la cancha de pelota vasca, ubicada en el Círculo Recreativo Orestes Acosta, del reparto Vista Alegre.

El profesor Orlando Regueiro supervisa el entrenamiento de sus atletas

Regueiro Muñoz, quien además es el Jefe Técnico de la especialidad en Santiago de Cuba, entrena a los atletas de las categorías escolar y juvenil, quienes se preparan para los venideros Juegos de Alto Rendimiento y Olimpiadas Nacionales.
Según afirmó el técnico: “Este año se jugará pelota vasca por primera vez en los escolares y trabajamos para alcanzar medallas en todas las modalidades que se convoquen, ya que contamos con atletas muy bien preparados y que se han fogueado en categorías superiores como Yisley de la Caridad Rodríguez”.
En la pasada lid para jóvenes el representativo santiaguero se alzó con tres medallas de oro (pala masculina, pelota dura individual y pelota de goma individual), dos de plata y un quinto lugar, resultado que le valió para agenciarse el segundo lugar nacional, a solo un punto del líder, La Habana.
“En esta temporada tenemos pactados varios torneos. Los más importantes son los Juegos Escolares Nacionales y la Olimpiada Juvenil, que se desarrollará en Guantánamo, en el próximo mes de marzo. Además tenemos el Torneo de paleta masculina, en Ciego de Ávila, y el de frontenis, para uno y otro sexo, en Villa Clara”, aseguró Regueiro Muñoz.
La pelota vasca goza de buena salud en Santiago de Cuba  y eso se debe en gran parte a la entrega incondicional de sus entrenadores y otros colaboradores, como Alexis Truman, medallista de bronce mundial sub-21, quienes ponen todo su interés en el desarrollo sostenido de los pelotaris.
Según explicó Orlando Regueiro: “Nosotros entrenamos con mucho sacrificio, ya que los recursos escasean (pelotas, raquetas, entre otros) y solo contamos con una cancha, que además es de 20 metros, cuando a nivel internacional se juega en las de 30.
“Para que tengan una idea. La Habana tiene 216 canchas de todas las medidas y el desarrollo que tienen sus atletas es impresionante. A pesar de esto, nuestros muchachos mantienen un alto nivel y competimos de tú a tú con ellos y con otras provincias que también poseen gran tradición como Guantánamo, Pinar del Río y Ciego de Ávila”, concluyó.

Orlando Regueiro Muñoz, Jefe Técnico de pelota vasca en Santiago de Cuba

En la actualidad, la pelota vasca no es uno de los deportes comprendidos en el programa olímpico, y esto responde a la gran cantidad de modalidades que esta convoca, lo cual hace muy complicado a los organizadores su desarrollo.
El entrenador confesó que: “En Cuba se han reducido las modalidades por competencia, por cuestiones de logística. Mi sueño es crear la escuela de pelota vasca santiaguera en esta área del CIROA, pero para esto necesitaríamos que el área deportiva pasara a ser propiedad del INDER, que actualmente no lo es.
“A pesar del apoyo que nos ha bridado siempre la Dirección Provincial de deportes, aún nos quedan muchos proyectos por realizar, todos con el objetivo de elevar la calidad y la práctica de esta disciplina en el territorio”.
En un deporte dominado por potencias como España, Francia, México y Argentina, Cuba ha tenido buenas actuaciones en campeonatos del orbe, en los cuales acumula 18 preseas, dos de ellas de oro. Los antillanos, asiduos asistentes a estas lides, no llegan a una final desde Pamplona, España, en el 2002. 
Tal vez les toque en algunos años a atletas como Yisley de la Caridad Rodríguez, Selene Regueiro Castillo y Yaliana Rodríguez Pupo, entre otros, llevar el nombre de Cuba a lo más alto en un torneo de pelota vasca o, quien sabe, regalarle una medalla mundial a su tierra. Después de todo para eso se preparan y allí, protegidos entre paredes, mantienen vivos sus sueños.

Lo Más Pegao'