Una novia para el “Yuly”



Yuliesky Gourriel ya es agente libre y puede firmar un contrato en la MLB. Foto:bleacherreport.com


Casi a diario me preguntan qué sé de Yuliesky Gourriel. Si ya tiene contrato, cuál es su paradero, si hay algún problema que le impida jugar…en fin, cientos de preguntas que podrían comenzar a tener respuestas en las próximas semanas, luego del anuncio de la MLB de convertirlo en agente libre.
El "Yuly", como le apodan en la isla, está a punto de fichar por un equipo de las Grandes Ligas norteamericanas, luego de cuatro meses "desaparecido" de la palestra pública, una vez que abandonó el equipo cubano en la Serie del Caribe, que se desarrolló a principios de año en Santo Domingo, República Domincana.
Muchos afirman que el hijo mediano de Lourdes Gourriel es el pelotero más talentoso que ha “brincado el charco” en los últimos años. Quienes lo hemos visto jugar, más allá de sus detractores –que son muchos-, sabemos que el muchacho de 32 años lo tiene todo.
Pero es precisamente esa edad su mayor enemigo para su nueva aventura en la MLB. Pues, aunque está probado, como se dice popularmente, en la exigente liga japonesa y en disímiles certámenes internacionales, el atleta oriundo de la provincia de Sancti Spíritus es una apuesta no exenta de riesgos, tratándose de un jugador a quien los expertos le calculan, a lo sumo, cinco campañas útiles.
En la pasada Serie nacional de Cuba, Yuliesky dejó números de escándalo (500 de average ofensivo, 15 jonrones y más de 50 carreras impulsadas). Pero eso solo demuestra lo desastroso que anda el béisbol en la Mayor de las Antillas, el cual –lógicamente- se le quedó chiquito al “01” de los Industriales.
La Gran Carpa es otra cosa. Allá tendrá que vérselas a diario con pitchers de primerísimo nivel, lo cual le exigirá mucho más que los torneos domésticos cubanos. A eso hay que sumarle el agotador calendario de las Mayores. Nada menos que 162 partidos en seis meses, sin contar la post-temporada para los que clasifiquen.
De todas formas, Yuliesky tiene “novias” en el mejor béisbol del mundo. Hacerse de los servicios del antillano es deseo de varias franquicias, que ven en él una apuesta formidable para redondear sus plantillas.
Según publica ESPNDeportes, Gourriel podría firmar un contrato no menor de 60 millones de dólares, o incluso mayor que el de 72.5 que los Medias Rojas de Boston le dieron al avileño Rusney Castillo.
Obviamente no llegará a los 100 millones como se especuló alguna vez. Tampoco parece muy probable que aterrice en los Yankees de Nueva York, que están en modo limpieza y, antes de volver a gastar dinero al garete, deben salir de malos contratos para equilibrar sus finanzas.
Los Ángeles Dodgers podrían ser una opción, ya que últimamente ha hecho negocios con peloteros cubanos, como Erisbel Arruebarruena, Héctor Olivera, Pablo Millán Fernández y Alexander Guerrero. Y aunque ninguno ha dado los frutos esperados, tal vez sigan apostando por el talento que “escapa” de la isla.
Los Astros de Houston y los Bravos de Atlanta no son malas opciones, por tratarse de equipos en renovación, que necesitan figuras de experiencia que se combinen con sus nuevos talentos. 
Personalmente, pienso que alguien va a llegar con el cheque que convenga a sus representantes y, en un futuro no muy lejano, veremos al “Yuly” vistiendo alguna franela de la MLB. Talento tiene.

Lo Más Pegao'