Nos quedamos con las ganas, pero…



Los Diablos Rojos mejoraron su actuación del año pasado. Foto:Alejandro Cebreco


Tal vez no estaba para ellos, o la fortuna no les sonrió en el momento preciso. Las aspiraciones de los Diablos Rojos santiagueros de subir al podio del 101 Campeonato nacional de fútbol de Cuba quedaron en el capitalino “Pedro Marrero”, cuando el capitán de los indómitos, Carlos Domingo Francisco, estrelló su remate en el poste de una de las porterías.


Se sabía que sacar los tres puntos ante La Habana era una tarea ardua, y no se puede decir que los muchachos no lo intentaron. Sudaron la camiseta hasta más no poder y llevaron el choque al extremo que -si alguien salía victorioso- dio la sensación que eran ellos quienes terminaban por “llevarse el gato al agua”.

En definitiva, la pizarra no se movió, y la igualdad a cero dejó sin posibilidades de medallas a los “rojinegros”, al tiempo que tumbó de la lucha por el trono a los habaneros (finalmente terceros con 35 puntos), pues tanto Guantánamo (líder por el momento con 36 unidades) y Villa Clara (sublíder con 35, a la espera del partido pendiente con “La Isla”) salieron airosos en sus respectivos choques.
Los del “Guaso” vencieron cuatro goles por dos a Ciego de Ávila como visitantes, al tiempo que los villaclareños se impusieron como locales a Granma, 1-0. Pero aún no hay un campeón definido.
Resulta que, si el Expreso del Centro vence o empata este sábado en el postergado ante Isla de la Juventud, se coronaría y de paso se ratificarían como el máximo ganador histórico de estos torneos. De caer, el cetro quedaría para los del extremo más oriental de Cuba.
En tanto, si los isleños logran sacar al menos la igualada, “Santiago” tendrá que jugar con ellos su partido suspendido, el próximo día 2 de julio, pues “La Isla” aún tendría chances de salvarse, ya que solo cuatro puntos lo separan de la salvación.
Por otra parte, el míster italiano Lorenzo Mambrini tiene que estar más que contento con sus Diablos. Las 31 rayitas y el cuarto puesto conquistado, con un juego menos, clasifican como lo mejor del equipo en estas lides, con el actual formato de competencia. Muy superior a los 24 puntos y el quinto lugar de hace un año.
Sin embargo, los montañeses tienen que seguir con el trabajo para mejorar en la definición de cara al gol. Otra vez la falta de pólvora lastró sus opciones de escalar más alto en la clasificación y varios partidos se perdieron o empataron por el desacierto ante la puerta contraria.
La construcción de las jugadas siempre será una asignatura pendiente del fútbol cubano. Los santiaguero no son la excepción y tendrán que hacer hincapié en pasar el balón al compañero mejor ubicado, en el momento preciso; así como mover la pelota con más velocidad y hacer su juego menos previsible para los contrarios.
Los seguidores de los Diablos Rojos tendremos que esperar para disfrutar de la medalla que tanto esperamos. Pero no podemos negar que tenemos un once que clasifica ahora mismo entre los mejores del país. Estoy convencido que las alegrías están por llegar. 
Posiciones finales (a falta de los dos juegos pendientes): 1.Guantánamo (36 puntos), 2.Villa Clara (35/un juego menos), 3.La Habana (35), 4.Santiago de Cuba (31/un juego menos), 5.Ciego de Ávila (26), 6.Las Tunas (23), 7.Granma (19), 8.Camagüey (18), 9.Isla de la Juventud (14/dos juegos menos) y 10.Cienfuegos (11). Los dos últimos lugares descienden al Torneo de Ascenso del próximo año.

Lo Más Pegao'