Que poco duró la felicidad


Las Avispas están metidas en una racha negativa. Fotos:Guibert


Habría que indagar de cuánto es el récord de derrotas consecutivas de las Avispas santiagueras como locales, pero estoy seguro que las seis que ya han sufrido en esta 56 Serie, o es una marca, o se acerca bastante.

Hace exactamente siete días, en este mismo blog, les comentaba lo bien que había lucido el equipo en sus tres primeras subseries, y la importancia que revestían los 15 juegos seguidos que jugarían en casa, en pos de mantenerse en la pelea por la clasificación.
Pues bien, parece que han quitado a un “Santiago” y puesto a otro. ¿Cómo puede un elenco desmoronarse de la noche a la mañana así no más?
Los muchachos de Reutilio Hurtado aún no saben lo que es ganar en el “Guillermón” y han sido barridos en par de oportunidades seguidas, primero ante Holguín y la más reciente frente a Camagüey.
A los indómitos les ha fallado todo. Aunque a mi entender el principal problema ha radicado en la defensa, que en más de una ocasión ha sido motivo de derrotas.
Guante en mano los “rojinegros” muestran un average colectivo de .965, y ocupan el lugar 14 entre las 16 novenas que participan en el torneo. Mirándolo de otra forma, han cometido 20 pifias en 14 juegos. Imagínense, hacen más errores que jugadas de doble matanza.
En el cuadro es donde se acumulan la mayor cantidad de “malfiladas”. De los hombres más habituales en las posiciones de segunda, tercera y campo corto, únicamente Yessander Rodríguez lo hace por encima del promedio del equipo, con .967, o sea, solo dos punticos por arriba. Los demás dejan mucho que desear.
Los receptores tampoco se salvan de la quema. De conjunto los hombres encargados de custodiar el plato solo han hecho dos errores, pero les han estafado 14 bases y ya tienen tres pass ball (en ambos, los peores del campeonato). También es cierto que han cogido al robo a 12 rivales, pero esto se debe fundamentalmente al poco respeto que le tienen los corredores contrarios a los máscaras santiagueros.

La defensa ha sido el punto más bajo de los santiagueros

El bateo no tiene números malos, pero eso puede ser engañoso, pues si separamos los primeros juegos, de los últimos seis, nos percataríamos que los bates también van en picada. Solo Edilse Silva (de 56-23/.411), Dasiel Sevila (36-15/.417) y Oscar Luis Colás (39-14/.359) mantienen promedios destacables. Aunque también habría que mencionar a Maykel Castellanos (.295) y Andrés Reyna (.375), este último de muy buenas salidas como emergente.
Los lanzadores han retrocedido en su rendimiento. La efectividad de 3,59 no es tan alarmante, pero sí lo son los 65 boletos y los 13 pelotazos que han propinado en 123 innings de actuación.
Pareciera que el “Guillermón”, ese templo que resguarda varios de los mejores momentos del béisbol de esta provincia, tiene un hechizo en contra de la nave indómita, que cada vez se aleja más de los puestos de arriba y, si no logra revertir la situación, parece que se despedirá de la lucha por la clasificación más pronto de lo que muchos vaticinaban.
Hoy sábado las Avispas, con balance negativo de cinco victorias y nueve derrotas (puesto 12), reciben la visita de Cienfuegos (6-9/lugar 10), en subserie que se jugará hasta el próximo lunes.
Posiciones de los equipos: 1.Matanzas (13-2), 2.Villa Clara (10-3/dos juegos pendientes), 3.Camagüey (11-4), 4.Las Tunas (9-5/uno pendiente), 5.Holguín (9-6), 6.Ciego de Ávila (9-6), 7.Granma (8-6, uno pendiente), 8.Guantánamo (7-8), 9.Industriales (6-8/uno sellado), 10.Cienfuegos (6-9), 11.Pinar del Río (6-9), 12.Santiago de Cuba (5-9/uno sellado), 13.Artemisa (5-10), 14.Isla de la Juventud (5-10), 15.Sancti Spíritus (5-10) y 16.Mayabeque (3-12).

Lo Más Pegao'