“Dovi” le coge el gusto a ganar


Dovizioso logró encadenar dos éxitos seguidos, algo inédito para Ducati desde el 2010. Foto:deportes.elpais.com


Muy pocos contaban con la victoria de Andrea Dovizioso en el Gran Premio de Catalunya, pero así fue. El italiano salía desde la séptima plaza y, además, hacía siete años que un piloto de Ducati no ganaba dos carreras de manera consecutiva.

Lo hizo en 2010 Casey Stoner, en Aragón y Japón, y lo logra ahora “Dovi”, que viene de ganar el domingo pasado en Mugello y se impuso en Montmeló por delante de los héroes locales, Marc Márquez y Dani Pedrosa. El cuarto fue Jorge Lorenzo, quien –por cierto- realizó una de las carreras más extrañas de toda su historia.
El que partía como principal favorito al triunfo era Pedrosa, más por el ritmo que había exhibido en los entrenamientos que por arrancar desde la pole. Eso sí, aprovechó su privilegiada posición para arrancar primero, ajeno al toque que hubo a sus espaldas.
Danilo Petrucci, que partía tercero, se abrió hacia a la izquierda hasta tocar a Márquez, que salía cuarto, y a punto estuvo de provocar una caída que hubiera generado una peligrosísima montonera. Tanto el italiano como el español lograron mantenerse en pie y salir de la primera curva por detrás de Pedrosa y Lorenzo.
Al catalán le duró poco el liderato, porque el mallorquín le superó antes del primer paso por meta y se dio el lujo de liderar sobre la Ducati hasta la sexta vuelta.
En ese momento recibió al llegar a la chicane un hachazo increíble de Márquez, moviéndosele la Honda al más puro estilo Schwantz con Rainey en Hockenheim. El “99” quedó completamente descolocado y en la misma acción también le rebasó Pedrosa.
Su desconcierto fue tal, que en una sola vuelta perdió cuatro posiciones, porque también le adelantaron Jonas Folger y Petrucci.
Jorge pareció haberse desconectado y comenzó otra carrera estilo cangrejo, como la de Mugello, que le llevó hasta la octava plaza. Sin embargo, tuvo tiempo de reaccionar y esta vez remontó hasta la cuarta posición. Queda la sensación de que sin esa desconexión hubiera peleado, como mínimo, por el podio en una carrera de ritmo lento, porque la del año pasado fue cuatro segundos más rápida.
Las posiciones de honor quedaron reservadas para los citados Dovizioso, Márquez y Pedrosa, en ese orden.
Andrea rodó a rueda de Dani confortablemente hasta la decimoséptima vuelta. Se veía que iba conteniéndose, porque en la anterior sólo marcó 310.9 km/h de velocidad punta por los 330.9 de su rival. Pero en el momento de ponerse en cabeza, voló a 340.9 y le quitó las pegatinas a un Pedrosa que viajaba a 328.5.
A partir de ahí, el ducatista voló en solitario hacia la victoria y cruzó la meta con 3.5 segundos sobre un Márquez que celebró el segundo puesto como si hubiese vencido. No era para menos, porque se había caído hasta cinco veces en los entrenamientos y una sexta si se cuenta la del pit lane durante el warm up, donde se tropezó con el arrancador al bajarse de una moto para subirse a la otra.
Eso sí, quedó la duda de si lo hizo en broma y a propósito, porque luego repitió la voltereta en el podio y parecía de guasa, pero aseguró que el traspiés no fue intencionado.
Le supo a gloria poder batir a Pedrosa, con el que llegaba empatado a puntos en la general y uno de los grandes derrotados del día a pesar del podio, porque estaba claramente para ganar. Sin embargo, la bajada del rendimiento de los neumáticos le hizo conservar la tercera plaza sin entrar en la pelea con el campeón.
Para los tres primeros, además del podio, la otra gran noticia fue el fiascazo de Maverick Viñales. Manteniendo la tónica del fin de semana, plagado de problemas de agarre con los Michelin, hizo una carrera horrorosa. De entrada, perdió siete posiciones en la salida, del noveno al decimosexto, y acabó la prueba décimo.
El único consuelo para él es que sigue como líder, gracias a que llegaba con 26 puntos de ventaja. Eso sí, el colchón ahora se ha estrechado mucho, porque “Dovi” se queda a sólo siete rayitas de él. Márquez, que llegaba a 37, ahora está a 23. Y Pedrosa cambia los 37 de desventaja por los 27 puntos actuales. El que menos le recortó fue Valentino Rossi, también castigado por los Michelin en su M1. El Doctor sólo fue capaz de terminar octavo y se queda a 28 unidades de su compañero.
Parece inexplicable que los dos oficiales de Yamaha hayan quedado por detrás de los satélites de su fábrica, porque Johann Zarco ha sido quinto y Folger sexto, ambos por delante de un peleón Álvaro Bautista al que le penalizó una colada final.
El Mundial está cada vez más que arde. Nos vemos en Assen, Holanda.

Clasificación general del Mundial de MotoGP 2017
1-Maverick Viñales (Yamaha/111 puntos)
2-Andrea Dovizioso (Ducati/104)
3-Marc Márquez (Honda/88)
4-Dani Pedrosa (Honda/84)
5-Valentino Rossi (Yamaha/83)
6-Johann Zarco (Yamaha/75)
7-Jorge Lorenzo (Ducati/59)
8-Jonas Folger (Yamaha/51)
9-Cal Crutchlow (Honda/45)
10-Danilo Petrucci (Ducati/42)

Lo Más Pegao'