“Nadie da un salto tan gran de un día para otro”


"El pelotero es quien le pone diversión al juego", aseguró Kindelán


La coronación por segundo año consecutivo de las Avispas en la Serie Nacional de Béisbol sub-23 ha elevado la expectación de la fanaticada santiaguera, la cual gira ahora toda su atención a lo que pueda hacer la nave “rojinegra” en el torneo para mayores, pactado para arrancar en agosto próximo.

Quien se da un “saltico” por el estadio Guillermón Moncada en estos días, puede percatarse de que los muchachos menores de 23 abriles no llegaron para reforzar a los más experimentados, sino todo lo contrario.
Al respecto, el nuevo timonel de Santiago de Cuba, Orestes Kindelán Olivares, comentó: “El 80% de la plantilla del equipo participó en la Serie sub-23 y eso explica por sí solo la amplia renovación que hemos hecho en el elenco. Queremos aprovechar la armonía que tienen los muchachos y que inyecten al resto con el ánimo que traen de ser campeones de su categoría.
“Hemos tenido la posibilidad de analizar bien a los más jóvenes y sabemos lo que nos puede aportar cada uno. Ahora tenemos que bajarles la carga, pues entre su preparación (comenzaron en octubre), la Provincial y la Sub-23 han jugado alrededor de 100 partidos, y ellos aún son muy jóvenes. Para que nos rindan bien en la Serie hay que darles descanso”, afirmó el jonronero histórico de la pelota cubana.
Focalizar el trabajo en las deficiencias que los jugadores han mostrado en años anteriores ha sido otro de los puntos neurálgicos en el concentrado que dirige “El Kinde”, auxiliado por los profesores Armando Calzadilla y Elizardo Guillarte, entre otros.
“En estos últimos días hemos hecho hincapié el profe Calzadilla y yo en el bateo de lanzamientos de rompimiento, que es el mayor problema que hemos detectado en los jugadores jóvenes. Nosotros estamos muy atentos a ellos, para darles el consejo necesario. Tampoco es que sea tan alarmante, porque en cualquier Liga los más noveles sufren con este tipo de pitcheo.
“En cuanto a los lanzadores debemos tener en cuenta de que hay algunos que no trabajaron en la Serie Provincial por causa de lesiones, así que no ven acción hace prácticamente unos siete meses. Tenemos una Copa pactada próximamente y ahí tendrán participación, no así los del sub-23, a los que ya vimos trabajar y sabemos qué hacer con cada uno de ellos. Eso sí, tenemos que ayudarlos a perfeccionarse cada día más, porque aún son muy jóvenes”, aseveró Kindelán.

El nuevo manager de las Avispas no deja nada al azar en los entrenamientos. Fotos:Yordanis Blanco Calderín

El puesto 14 para nada se corresponde con la historia de las Avispas, y aunque la intención es luchar siempre por la victoria, el Tambor Mayor se mostró cauto a la hora de dar un pronóstico: “Nadie da un salto tan grande de un día para otro”, dijo entre risas.
Y argumentó: “Llevamos varias temporadas alejados de las primeras posiciones. El año pasado fuimos decimocuartos, pero no me sorprendería que subiéramos desde ahí hasta un lugar mejor. No creo que sea difícil con estos muchachos. Lo que pasa es que tenemos que trabajar mucho y darle la confianza al equipo de que los objetivos se pueden cumplir.
“Tenemos que llegar todos los días al terreno con deseos y ganas de hacerlo siempre mejor. Hay que entrenar para jugar y no lo contrario. El pelotero es quien le pone diversión al juego, de ellos dependerá de que el público se sienta satisfecho de venir al ‘Guillermón Moncada’ a apoyarlos”, concluyó.

Lo Más Pegao'