¿Qué nos espera en el Tokio Dome?

El Tokio Dome será la sede de los juegos en el grupo B. Fotos:Getty Images


No cabe duda que la actuación del equipo Cuba en los topes de preparación, frente a los siempre exigentes equipos asiáticos, ha aumentado –si aún quedaba margen- la preocupación de especialistas y aficionados de cara al cada vez más cercano IV Clásico Mundial de Béisbol.

Y es que más allá de la calidad de los rivales y todas las cuestiones que usted quiera analizar, lo cierto es que el mayor problema que tiene el “team” de las cuatro letras es la pobreza de su nómina. Solo basta con echar un vistazo a los 28 elegidos y enseguida se percatarán que son un reflejo de un pasado tan embriagado de éxitos como extinto.
Pero serán muchos más los obstáculos en el Tokio Dome. Si los anfitriones japoneses, que no contarán con sus estrellas de las Grandes Ligas norteamericanas, no infunden el suficiente pánico a los más optimistas, la “cenicienta” con la que todos se frotan las manos, China, podría ser la manzana envenenada; y la enigmática Australia cuenta en su roster con varios peloteros vinculados a equipos de la “Gran Carpa”.
Pero vayamos paso a paso. Comencemos por los nipones que, si bien no contarán con su gran estrella del momento, el fenomenal Shohei Ohtani, igual se vislumbra como el elenco más poderoso de la llave B.
La ausencia de Ohtani solo nos privará de disfrutar de un pelotero al que todos catalogan de fantástico, y sus números en la última temporada de la Liga del Pacífico japonesa así lo confirman.

Yoshitomo Tsutsugo debe ser el principal artillero de los japoneses
De todas formas, los de la tierra del Sol Naciente presentarán una tanda liderada por el jardinero Yoshitomo Tsutsugo, máximo jonronero (44) y remolcador (110) de la Liga Central; el inicialista Sho Nakata, primero en carreras impulsadas (110) de la lid del Pacífico; Hayato Sakamoto, campeón de bateo (.344) en el circuito Central; y Tetsuto Yamada, MVP de esa propia Liga en 2015, y autor de 38 bambinazos y 102 fletadas el pasado año.
Aún sin los Yu Darvish, Kenta Maeda y Masahiro Tanaka, Japón tiene un grupo de serpentineros con excelente rendimiento entre los que destacan los abridores Tomoyuki Sugano (efectividad de 2,01 y WHIP de 0,99) y Takahiro Norimoto (2,91 y 9,9 ponches por juego), además de los relevistas Kazuhisa Makita (7-1; 1,60 y 0,89 de WHIP), Hirotoshi Masui (10-3 y 2,44) y Ryo Akiyoshi (19 salvados). Créanme, esto es más que suficiente para campear en la agrupación.
Ahora hablemos de China. Los del gigante asiático se encomendaron al manager John McLaren, quien tuvo mucho trabajo burocrático para intentar armar un conjunto capaz de dar una sorpresa en el torneo.
La verdad es que no logró sumar todos los efectivos que esperaba, ya que muchos de estos necesitan rendir una buena faena en los entrenamientos primaverales de la MLB para que algún equipo los incluya en su nómina; por lo tanto, el Clásico no es ahora mismo su mayor interés. Les soy sincero: mejor para nosotros.

Bruce Chen jugará se segundo Clásico Mundial, ahora con China
Pero, aunque no llegaron todos los refuerzos esperados, sí logró incluir en su roster a hombres de experiencia como el lanzador zurdo Bruce Chen, quien estaba retirado del béisbol activo y fue el abridor utilizado por Panamá para enfrentar a Cuba en el debut de ambos conjuntos en el I Clásico Mundial. ¿Se recuerdan?
También estará el diestro Ju Kwon, serpentinero del equipo KT wiz, de la Liga Profesional Coreana, quien en 2016 ganó seis juegos, perdió ocho y lanzó para 5,10. Y junto a ellos se incluyen los prospectos Joey Wong, ex jugador de los Rockies de Colorado; y Xu Guiyuan, firmado por los Orioles en 2015 y primer pelotero formado en uno de los tres Centros Chinos de Desarrollo de la MLB que alcanza un acuerdo con equipos de las “Mayores”.
Y para el final dejé a Australia, que llegó a esta IV edición luego de dominar uno de los torneos clasificatorios, del cual fueron sede a principios del 2016.
Los “aussies” nunca han rebasado la primera ronda en un Clásico Mundial, aunque en la edición del 2009 estuvo a punto de sorprender a Cuba. Solo un jonrón del emergente Yosvany Peraza en las postrimerías del encuentro permitió a los caribeños imponerse cerradamente 5x4.
Para esta versión, el veterano apagafuegos Peter Moylan es la cara más conocida. A sus 38 años, es un agente libre que exhibe balance excepcional de 24-9 y efectividad de 2,91 en 10 temporadas como relevista situacional dentro de las Grandes Ligas.

El australiano Peter Moylan acumula buenos números en las Grandes Ligas

Sin embargo, el as de la rotación oceánica debe ser el diestro Warwick Saupold, quien tuvo una breve estancia en la MLB con los Tigres de Detroit, luego de exhibir balance de 7-2, efectividad de 2,25 y WHIP de 1,21 en el nivel AAA.
En el staff australiano destacan, además, tres zurdos: Ryan Rowland-Smith, activo hasta 2014 en el béisbol profesional norteamericano; Steve Kent, sin experiencia en Grandes Ligas, pero dueño de una tasa de 8,3 ponches cada nueve entradas en las “Menores”; y el experimentado Travis Blackley, abridor en 2016 con los Pericos de Puebla, de la Liga Mexicana.
Igualmente, está el derecho Todd Van Steensell, de los Mellizos de Minessota, y que acumula 296 ponches en 273 innings, con efectividad de 3,42 en ocho campañas en las “Menores”.
Los de la isla-continente comienzan a dejar más dudas una vez que se revisa su arsenal ofensivo.
El antesalista James Beresford, quien registró el pasado año su primera estancia en Grandes Ligas con los Mellizos, parece ser el hombre a tener en cuenta. También están los veteranos Trent Oeltjen y Luke Hughes.
El primero es un jardinero de 33 años que acumula bateo de .294 con 84 jonrones en 14 campañas en Ligas Menores, con breve paso por el máximo nivel. En tanto, Hughes es un antesalista de 32 años que pasó brevemente por Grandes Ligas, aunque su accionar se produjo casi exclusivamente en las Menores, donde compendió average de .267, con slugging de .420 y 66 cuadrangulares en 10 temporadas.
Del resto se distinguen algunos jugadores con experiencia en Ligas Menores: el inicialista Stefan Welch (68 jonrones entre 2007 y 2014), el camarero Brad Harman (50 vuelacercas de 2004 a 2009) y el jardinero derecho Michell Dening, quien jugó en AA para los Medias Rojas de Boston entre 2007 y 2011. 
El día 7 de marzo comenzarán a despejarse las dudas cuando choquen Japón y Cuba. Un día después, China podría apelar a Bruce Chen en su debut, precisamente ante el elenco antillano. Finalmente, los caribeños cerrarán la primera fase ante Australia, el día 9. Veremos entonces qué nos depara el sintético terreno del Tokio Dome.

Lo Más Pegao'