Sin sorpresas en el inicio de la Serie Provincial




El inicio de la 54 Serie Provincial de Béisbol me ha dejado la satisfacción de ver a los peloteros encumbrados del territorio defender a sus municipios oriundos, algo que habla a las claras sobre la exigencia de la Comisión santiaguera por rescatar la competitividad de esta lid.

Antes era difícil ver a alguna de las avispas más renombradas darlo todo por su equipo en las “provinciales”, sin embargo este año esa situación parece estar revirtiéndose. Todo parece indicar que se comienza a respirar “otro aire” en estos torneos. Esperemos.
Pasando a lo acontecido en los terrenos, lo más llamativo fue la ausencia de barridas en las primeras subseries, aunque los equipos favoritos comenzaron delante. Como punto negativo se mantiene la gran cantidad de errores cometidos a la defensa, más de ¡50 pifias! en estos enfrentamientos iniciales, sin dudas una de las asignaturas pendientes en nuestro béisbol.
En el estadio Pepín Carrillo, de esta ciudad, el actual campeón Santiago de Cuba derrotó en tres ocasiones al subcampeón de hace un año, Mella, quien solo pudo sacar una victoria en este pleito, aunque cabe mencionar que, salvo el choque inaugural donde los locales ganaron por la vía del K.O. (11 carreras por una), los mellenses vendieron bien cara sus derrotas.
Otro de los favoritos al título, Palma Soriano, también le ganó 3-1 a la debutante escuadra Sub-23, la cual logró escapar en el último juego de la escoba, gracias a la labor monticular de Henry Delá y el salvamento de Virgilio Moroso.
En el Mártires del II Frente, el público local vio como Contramaestre le asestaba tres “estocadas” al combinado mayarisero, debido -en gran parte- a la escasa ofensiva mostrada por estos, pisando el home solamente en cuatro ocasiones, en igual cantidad de juegos.
Quien sí bateó a sus anchas fue Songo-La Maya, recuperándose del revés inaugural ante III Frente (6-4), encadenando tres victorias consecutivas, anotando siempre seis carreras o más por choque.
Finalmente, el estadio Mártires del Uvero, de Guamá, fue testigo de la única división de la fecha, al empatar a dos sonrisas por bando el conjunto local frente a su similar de San Luis. En este pareo fue donde más pifias se cometieron, sumando entre ambos elencos la escalofriante cifra de ¡24 errores!
El próximo viernes comenzarán las segundas subseries a cargo de: Contramaestre-Santiago, San Luis-II Frente, III Frente-Palma Soriano, Sub23-Songo-La Maya y Mella-Guamá, siempre en casa de los primeros.

Lo Más Pegao'