La Copa que todos quieren

Los alemanes son los actuales campeones del mundo                                   Foto: larepublica.ec


Rusia 2018 está –literalmente- al doblar de la esquina. El inicio de la edición 21 del torneo futbolístico más seguido del planeta, la Copa Mundial de la Fifa, es tan inminente que, si lo lleváramos al lenguaje que se utiliza en la NASA para el conteo regresivo de un lanzamiento, diríamos que está en T -7 días.

Será el próximo jueves, exactamente a las 11:00 a.m., en el estadio Luzhniki de la ciudad de Moscú, donde se dé el pitazo inicial del segundo evento deportivo que más seguidores acapara en el orbe, únicamente superado por los Juegos Olímpicos.
Como ya es tradición, el duelo inaugural estará a cargo de los locales, quienes se verán las caras con la “cenicienta” del Grupo A, Arabia Saudí, para dar riendas sueltas a un recital de juegos (serán 112 partidos) que tendrá su colofón en la Gran Final, que se desarrollará en el propio “Luzhniki”, el 15 de julio.
Casi todos coinciden –y me sumo- en que hay cuatro grandes favoritos. Alemania, Francia, España y Brasil (póngalos en el orden que quiera) parten con la mayor cantidad de papeletas para levantar la copa, pero no sería prudente dar por descartados a otros buenos equipos como Argentina, Inglaterra, Bélgica y, por qué no, la Portugal de Cristiano Ronaldo (no olviden que es la actual campeona de Europa).
Será un Mundial con añoranzas, porque no se puede decir que una fiesta futbolística a nivel de selecciones esté completa si no participan dos históricos como Italia y Holanda. Tampoco hará el viaje el doble campeón de América, Chile, pero todos esperamos un torneo muy disputado y con un nivel competitivo bien elevado.
Individualmente también habrá duelos interesantes. Los focos siempre apuntarán a la dinastía Messi-CR7, pero a ellos pueden sumarse otras luminarias como Neymar Jr., Antoine Griezmann, Mohamed Salah, Luis Suárez, Francisco “Isco” Alarcón y uno al que por fin veremos jugar una gran competición, Marco Reus.
Salvo sorpresa, en la fase de grupos no deben tener mayores complicaciones para avanzar los principales conjuntos. El sorteo fue benévolo y repartió bastante bien las fuerzas. En cada una de las ocho llaves parece estar claro quiénes son los que avanzarán. Pero ojo, ya se han dado varios giros inesperados en estas competiciones.
La emoción subirá en los cruces directos, más que todo, si los pronósticos se cumplen y clasifican los que se esperan. Podrían darse unos octavos a base de Uruguay y Portugal, Francia y Croacia, Brasil y México, por solo mencionar algunas hipótesis.
Rusia 2018, como todas las Copas Mundiales de la Fifa, será también un punto de encuentro de múltiples culturas y le brindará a los que se lleguen hasta el gigante euroasiático la posibilidad de disfrutar de una de los países con más sitios históricos de todo el planeta.
Sé que ya hay quien ha comenzado sus propias quinielas y han trazado el posible camino de su selección preferida. Pero no se adelanten. Mejor esperemos que comience a rodar el baló.

Lo Más Pegao'