Un infierno inexpugnable


Raúl Pérez (a la derecha) anotó su primer gol  de la temporada       Foto: Danile Houdayer


Los Diablos Rojos de Santiago de Cuba han aprovechado al máximo jugar en casa la primera fase del 103 Campeonato Nacional de Fútbol y ya tienen –al menos de forma virtual- garantizada la clasificación a la hexagonal final del torneo.

Con su éxito más reciente (dos goles por uno ante Las Tunas), el quinto de manera consecutiva en la lid, los indómitos se alejaron a nueve puntos del segundo lugar del Grupo 1,La Habana, y a 11 de los ocupantes de los puestos tres y cuatro, que exhiben cuatro rayitas.
No fue una victoria fácil esta última, porque a los anfitriones le costó desplegar su desempeño habitual. De hecho, se puede decir que los primeros 45 minutos del choque han sido los peores que han jugado en el actual torneo los santiagueros.
La tropa del profesor Leonardo Herrero se diluyó en balonazos y pases largos sin destinatarios, sin juego asociativo de ningún tipo, ni profundidad por las bandas, lo cual convirtió el partido es uno espeso y, más que todo, aburrido. Tampoco es que los tuneros quisieron cambiar el guión. Es más, en ocasiones daba la sensación de que era precisamente eso lo que querían que ocurriera. Después de todo, sacarle un punto a los Diablos Rojos, no es tan mala renta.
Pero después del descanso las ideas comenzaron a aflorar, el esférico pasó a ser propiedad de los mediocampistas y el once santiaguero recuperó las señas que lo llevaron a ser los actuales campeones nacionales.
De ese juego efectivo llegó la jugada del 1-0, anotado por el lateral izquierdo, Raúl Pérez, quien definió por encima del arquero internacional Sandy Sánchez, un poco más adelantado de lo aconsejable en esa jugada.
La ventaja acomodó al elenco local y pocos minutos después el ariete José Rubén González realizó un cobro de falta magistral para subir el 2-0 al marcador del estadio Antonio Maceo, de la Ciudad Héroe. Después, poco más que contar, salvo el autogol del defensor central Andris Mengual para el 2-1 definitivo, que no pasó de ser una anécdota, pues se produjo en el último minuto de juego.
En el otro duelo de la jornada, La Habana se adueñó de la segunda plaza de la llave al superar 2-0 a Sancti Spíritus, con tantos de Eddy Sanamé (su tercero del certamen) y Rolando Oviedo. 
Ahora “Santiago” es más líder que nunca, con puntaje perfecto (15), y detrás marchan habaneros (6), espirituano y tuneros (ambos con cuatro). La sexta y última fecha de esta primera etapa se jugará el próximo martes con los partidos La Habana-Las Tunas (9:30 a.m.) y Santiago de Cuba-Sancti Spíritus (3:30 p.m.).

Lo Más Pegao'