Santiaguero Arnold Alcolea por un nuevo reto




Aunque no será la tradicional Vuelta Ciclística a Cuba, el clásico Camagüey-La Habana, que iniciará mañana 15 de febrero, será la posibilidad para los amantes del ciclismo en Cuba de disfrutar de ocho jornadas cargadas de entusiasmo.

El periplo, el cual recorrerá 888 kilómetros, formará parte de la preparación de los atletas para los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Veracruz 2014, y constituirá la primera fase del Campeonato Nacional de Ruta, según explicó Héctor Ruiz, Comisionado Nacional de la disciplina.
Para Arnold Alcolea, el principal rutero cubano y ganador en las últimas dos ocasiones del giro cubano (2009 y 2010), este torneo no parece ser una prueba exigente y debe ganarla con relativa facilidad.
Alcolea se impuso recientemente en la edición 50 del clásico la Australiana de Guanajay, además de alzarse con el título en la primera vuelta a Artemisa y el giro organizado en Sancti Spíritus para exigir la libertad de los antiterroristas cubanos presos injustamente en Estados Unidos.
Con esos avales, el muchacho nacido en la Ciudad Héroe, sale como favorito para liderar al pelotón multicolor, que bien pudiera ser la antesala del retorno al calendario competitivo cubano de la Vuelta Ciclística a Cuba, de cuya primera edición se cumple medio siglo este año.
Hasta el momento, el certamen contará con la participación de 13 equipos cubanos y dos escuadras foráneas (Perú y Panamá). Los conjuntos locales correrían en representación de todas las provincias -excepto Mayabeque y Granma-, y entre ellos se repartirán los integrantes del equipo nacional para equilibrar las batallas sobre el asfalto.
La justa se propone rescatar los eventos ciclísticos por etapas en la Mayor de las Antillas y por su rango deberá proporcionarle a los pedalistas cubanos la posibilidad de sumar puntos para el ranking América Tour, de la Unión Ciclista Internacional.
Según revelaron sus organizadores, entre las actividades vinculadas con la realización del certamen, se inaugurará en tierras agramontinas la primera pista de Bike Moto Cross (BMX, según sus siglas en inglés) en el país. Además la justa tiene el propósito de rendir homenaje a tres ciudades que festejan los 500 años de fundadas: Camagüey, Trinidad y Sancti Spíritus, por donde pasará el pelotón multicolor.
Justo mañana sábado sonará la campana y echará a andar el clásico ciclístico. No como antaño, cuando empezaba por el extremo más oriental, pero bien pudiera ser un sprint previo a ese retorno que tanto animaba a toda Cuba por esta época del año. El ciclismo se lo merece y el pueblo también.

Lo Más Pegao'