“Santiago” y cinco más


"Pocho" anotó el gol de los santiagueros. Foto:Jorge Luis Guibert


Nuevamente, la lluvia estropeó el espectáculo en la cancha del estadio Antonio Maceo, de la Ciudad Héroe, sede de las acciones en el grupo C de la 102 Liga Cubana de Fútbol, pero esto no impidió que los Diablos Rojos se convirtieran, oficialmente, en el primer elenco clasificado a la haxegonal final del torneo más añejo del país.

A la tropa montañesa le valía con el empate ante Isla de la Juventud para garantizarse, no solo el cupo en la etapa decisiva, sino también el liderato de la llave. Pero si algo tiene la tropa del estratega Lorenzo Mambrini, es que no sale a especular en ninguna circunstancia y ante ningún rival.
Otra vez al lodo, al pantano en que se ha convertido por estos días la cancha del “Maceo”, a cumplir con el público que ni en el diluvio deja sola a una selección que ya muchas le ven como la principal favorita al título de Cuba. Ese que nunca han podido conquistar.
Bien temprano, al minuto 5, cuando empezaba a apretar la llovizna, llegó el primer tanto de los locales. Fue desde el punto penal, convertido por el central Erick “Pocho” Rizo, quien de paso se apuntó su segunda diana de la justa.
Las condiciones climatológicas esfumaron cualquier posibilidad de ver algo de fútbol sobre el terreno, o al menos lo que quedaba de él, y el partido se convirtió en un sinfín de balonazos de un extremo al otro.
Así se fueron al descanso, y según pintaba el panorama, no parecía que el marcador fuera a cambiar. Pero los isleños también quieren avanzar a la próxima fase y salieron más decididos a buscar la igualada en el complementario, la cual obtuvieron gracias al tanto Andy Luis Donatien, en el 55’, que no solo decretó la paridad en la pizarra, sino que rompió la racha de imbatibilidad de la valla santiaguera, que se extendió durante 775 minutos, que, si no es un récord, es un muy buen average.
Después de esto, la lluvia arreció y el fútbol –si es que quedaba algo- desapareció por completo. Al final un empate a uno que, combinado con el resultado del Habana-Cienfuegos (igualmente 1-1) en la mañana, le asegura la cima del apartado a los Diablos, pues a sus 21 puntos no puede llegar nadie.
Así las cosas, detrás de los “rojinegros” la lucha por el pasaporte restante sí que está candente; ya que, a falta de tres jornadas para el cierre de esta segunda etapa, los isleños tienen acumulado de 11 puntos, uno más que los cienfuegueros (10). Quienes sí están fuera de casi toda posibilidad son los habaneros, últimos con cuatro unidades.
Mañana miércoles continúa la Liga con los duelos Isla de la Juventud-La Habana (9:30 a.m.) y “Santiago”-Cienfuegos (4:00 p.m.). 
En el grupo A, el actual campeón Villa Clara lidera con 14, seguido por Granma y Las Tunas, ambos con 12, y también está cerca Sancti Spíritus (11). Al tiempo que en el B ocupa la punta Ciego de Ávila (14), y detrás se ubican Camagüey (12), Artemisa (10) y Guantánamo (8).

Lo Más Pegao'