¿Será este el año?


Los santiagueros han mejorado este año su acierto goleador. Foto: Jorge Luis Guibert


El indetenible paso de los Diablos Rojos de Santiago de Cuba en la fase de grupos de la 102 Liga Cubana de Fútbol hace casi obligatorio que los amantes al balompié en esta “tierra caliente” se pregunten si será este el año en que puedan celebrar el primer título doméstico.

Los indómitos se despidieron de la fase de grupos con victoria de un gol por cero ante Isla de la Juventud, con diana a la cuenta del ariete Eddy Gelkis Olivares, y de esta forma cerraron un verdadero paseo en la llave C del torneo (invictos con nueve victorias y tres empates), en el que alcanzaron sumatoria de 30 puntos, con 20 goles a favor y solo uno en contra, en todos esos acápites el mejor de la lid.
Pero más allá de los números, la tropa que dirige el italiano Lorenzo Mambrini ha demostrado solidez en todas las líneas, con una preparación física envidiable, que le permitió mantener el listón alto durante las dos primeras fases del certamen, en la cual se utilizó una estructura macabra que obligó a los jugadores a saltar a la cancha un día sí y otro no.
La presión alta ejercida sobre todos sus contrarios, las diferentes variantes preparadas por el míster transalpino -como la defensa con línea de tres centrales- y el acierto goleador de sus atacantes (entre los tres delanteros del elenco fabricaron 11 tantos) hicieron del once “rojinegro” un equipo compacto e indescifrable para los otros integrantes de la agrupación (Cienfuegos, Isla de la Juventud y La Habana).
Ahora llega el momento decisivo, con solo seis elencos que se enfrentarán por el formato de Liga a dos vueltas, con duelos pactados únicamente para los sábados, a partir del próximo día 29.
La misión será mucho más complicada, pues en el camino aparecerán onces de mucha calidad como son el actual monarca y máximo ganador histórico de estos campeonatos, Villa Clara, y Ciego de Ávila, otro de gran tradición futbolística en el país.
Pero estos Diablos Rojos se han ganado la confianza y el afecto de toda la fanaticada, que ve en estos muchachos a los posibles héroes de uno de los pocos trofeos que aún no figura en las vitrinas del movimiento deportivo santiaguero, pues el fútbol en esta provincia suroriental solo ha disfrutado -en 102 años de torneos- de dos subtítulos e igual cantidad de terceros lugares.
En definitiva, acompañarán a Santiago de Cuba en la hexagonal final Cienfuegos (14 puntos), como segundo del apartado C, que en la última fecha derrotó 2-0 a La Habana y se benefició del éxito de los montañeses sobre los isleños para superar en la tabla a estos últimos. 
En tanto, por el A avanzaron los campeones vigentes villaclareños y Las Tunas, ambos con 15 rayitas; y en el B hace rato que está asegurado Ciego de Ávila (18), pero queda pendiente para el próximo miércoles el partido entre Camagüey (15) y Guantánamo (12), que determinará el último clasificado, en el cual los camagüeyanos tienen las de ganar, pues los del “Guaso”, subtitulares de la pasada edición, necesitan vencer y con una diferencia superior a los dos tantos para hacerse del boleto.

Lo Más Pegao'