Entre la resignación y la esperanza


El Clásico puede decidir el campeón de la Liga española. Foto: archivo.depor.com


No le queda otra, el Barcelona tendrá que dejar a un lado la decepción de haber quedado eliminado en la Uefa Champions League para gastar la que tal vez sea su última bala en pos de retener el título de La Liga.

Será este domingo, en una nueva edición del Clásico español entre el Real Madrid y el “Barça”, que tendrá por sede al Teatro de la Castellana, el estadio Santiago Bernabéu.
“No hay mayor motivación para un culé que ir a jugar a Madrid y ganar”, expresó el DT barcelonista Luis Enrique minutos después del “batacazo” europeo, al que se sumó Gerard Piqué: “Vamos allí a ganar, a un campo que se nos da bien”.
El “blaugrana” necesita reaccionar ya, y qué mejor lugar que un Real Madrid-Barcelona para hacerlo. Las estadísticas de los últimos encuentros podrían reforzar la maltrecha confianza de la tropa que encabeza el argentino Leonel Messi, ya que de los 10 Clásicos más recientes disputados en el “Bernabéu”, el equipo de la ciudad condal ganó seis, por solo tres el Real Madrid.
Y si le damos un vistazo más amplio, de los últimos 20 choques entre ambos en el campeonato doméstico, el “Barça” ha sonreído en 10 ocasiones por seis los merengues.
Pero la realidad ahora mismo es otra. El Madrid puede que no juegue un fútbol excelso, pero es eficaz. Y lo más importante en este deporte, los goles los tiene -como diría el popular personaje humorístico Ruperto- “apululu”.
Sin embargo, si hay algo que siempre se ha manifestado en estos duelos es que, durante los 90 minutos que dura, no importa en la forma que lleguen ninguno de los dos, ya que se transforman de forma tal que parecieran tener un chip especial para Clásicos.
Lo más llamativo es que, a diferencia de otras veces, en el vestuario del “Camp Nou” el silencio es absoluto y las dudas aumentan por conocer los planes de un Luis Enrique que ya da por hecho que no podrá contar con Neymar, por más que el Barcelona espera a la resolución del TAD después de la sanción a la que fue castigado.
Entre “Paco” Alcácer, Arda Turan o incluso Andre Gomes se especula saldrá el sustituto del astro brasileño, en lo que debe ser el duelo que marque el futuro de un “Barça” al que muchos mantienen dependiente de los resultados, más allá que lo despidan con gradas llenas de banderas y vítores.

Lo Más Pegao'