A demostrar que no es casualidad


Los santiagueros también se sumaron a la fiesta de los pelos rubios. Foto: Jorge Luis Guibert


Las Avispas de Santiago de Cuba intentarán mantener el paso ganador una vez que visiten a partir de este lunes a los Leñadores de Las Tunas, en la reanudación de la IV Serie Nacional de Béisbol sub-23.

Los actuales monarcas de la categoría son, después de concluido el primer cuarto del certamen, el equipo con mejor balance de ganados y perdidos de la justa, con 11 sonrisas y solo un revés. Y ahora tendrán la posibilidad de probar fuerza con elencos de la llave C, algo inédito en estas lides, pues antes en la etapa clasificatoria   las novenas solo jugaban contra las de la misma agrupación.
Lo antes mencionado podrá servir para que los “rojinegros” demuestren por qué son los titulares indiscutibles de este torneo, ya que no son pocos los que alegan que se benefician de participar en un apartado donde sus otros rivales (Granma, Holguín y Guantánamo) no les hacen sombra.
Respeto todos los criterios, pero en mi humilde opinión, los que piensen así no pueden estar más alejados de la realidad.
Los santiagueros barrieron en la Final de la pasada edición a un Artemisa acostumbrado a mandar –con un pitcheo por encima del nivel para estos campeonatos- en la zona occidental. Además, el inicio en esta temporada de la tropa que dirige el profesor Heriberto Rosales ha demostrado que, bate en mano, es muy difícil de contener, y para rematar, cuenta con un lanzador como Ulfrido García (1,27 de efectividad, tres juegos ganados, líder en lechadas, 2; 26 ponches y solo tres bases por bolas), a los que muy pocos jugadores en estas Series sub-23 le pueden conectar.
Los números también justifican el liderato de los indómitos: tercero en bateo colectivo (.300), quintos en pitcheo (3,10) y segundos en defensa (.976), en los tres departamentos por encima de la media de campeonato.
Individualmente, hay talento suficiente en la nómina para aspirar a repetir el título. Hombres como Yoelkis Guibert (.409 de average ofensivo, colíder en carreras anotadas e impulsadas, en ambos casos con 15), Lionard Kindelán (puntero en jonrones, 4; y en empujadas, 15), el capitán Sergio Bathelemy (.417y seis fletadas) y Santiago Torres (.391, cinco extrabases y colíder en anotadas, 15), son solo algunos de los que han demostrado que lo del pasado año no fue casualidad.
Luego de concluir el duelo particular ante los tuneros, los montañeses visitarán (del 29 de abril al 2 de mayo) el cuartel general de los Toros camagüeyanos (10-2), que son -por ahora- los únicos que han logrado seguirle el paso a las Avispas.
Detrás de “Santiago” y Camagüey en el apartado oriental se ubican Granma (7-5), Ciego de Ávila, Holguín y Sancti Spíritus, los tres con 5-7; Las Tunas (4-8) y cierra Guantánamo (1-11).
Al tiempo que por el oeste manda Artemisa (8-4), Pinar del Río y Matanzas, con 7-5; Villa Clara y Mayabeque (6-6); Cienfuegos y La Habana (5-7) y el sótano es para Isla de la Juventud (4-8).
Les recuerdo que a las semifinales solo avanzarán los dos mejores equipos de ambas zonas.

Lo Más Pegao'