Santiagueros al Salón de la Fama del Béisbol Cubano






Los peloteros santiagueros Orestes Kindelán y Braudilio Vinent, fueron seleccionados para integrar el Salón de la Fama del Béisbol Cubano, el cual fue refundado durante un encuentro en La Habana, tras 54 años de espera.

Creada en el año 1939, la institución llegó a aglutinar a 68 atletas, pero inexplicablemente suspendió su funcionamiento en 1960, y de esa forma quedó apartado algo que nunca se debió perder en nuestro principal pasatiempo nacional.
Casi un centenar de personas de toda Cuba, relacionadas con el béisbol de una forma u otra, se dieron cita para de conjunto seleccionar a 10 jugadores (cinco entre los años 1864 y 1961, y otros cinco desde 1962 hasta la fecha) para formar parte de la mítica institución.
El rescate fue un sueño acariciado muchas veces por varias generaciones de periodistas e historiadores relacionados con el deporte de las bolas y los strikes en Cuba, impulsada por el cineasta Ian Padrón, quien de conjunto con un grupo de apasionados retomaron la idea de sus predecesores.
Entre las propuestas está la de crear un Museo del Béisbol Cubano, la cual fue bien acogida por los participantes que, durante dos días, propusieron enmiendas y modificaciones para aprobar el reglamento que pauta el proceso de nominación, selección y exaltación de sus futuros miembros.


Como se trata de una refundación, el Salón de la Fama del Béisbol Cubano mantiene para la posteridad a los 68 jugadores ya exaltados, entre los que se encuentran Martín Dihígo (1951) y Adolfo Luque (1958).
Para muchos, y me incluyo, fue llamativa la exclusión del estelar segunda base indómito, Antonio Pacheco, quien desde hace algunos meses reside en los Estados Unidos, condición que, tal vez, influyó en su exclusión, al menos por esta ocasión.
Exaltados al Salón de la Fama:
(1864-1961)
Conrado Marrero, Orestes “Minnie” Miñoso, Camilo Pascual, Amado Maestri y Esteban Bellán.
(1962 a la actualidad)
Omar Linares, Antonio Muñoz, Orestes Kindelán, Luis Giraldo Casanova y Braudilio Vinent.

Lo Más Pegao'